Vestidos de otoño y cómo combinarlos para resaltar tu estilo

Vístete con los conceptos que marcarán tu imagen en esta temporada de otoño para un look sensacional.

La nueva temporada no solo trae una inmensa variedad de estampados, también se vienen otros conceptos que podrás llevar sin problema, en tu día a día, si los vestidos son tu aliado. Te da los consejos para sacar a flote tu lado más femenino.

Apuesta en Crochet

Si necesitas una dosis de sensualidad, anímate a llevar este modelo. Basado en la técnica de ‘pieza hecha a mano’, aquí entra a tallar el corte del vestido que llevarás, que para esta temporada se luce en midi (por debajo de la rodilla) o mini (por encima de la rodilla). Obtendrás una onda más juvenil para tu imagen.

Colores: Apuesta por los tonos tierra y botánicos (como los colores blanco, ‘nude’ y verde musgo) si lo que buscas es crear un look más natural.

Tipo de cuerpo: Una silueta delgada podrá llevar este estilo, marcando muy bien la figura, sobre todo en la zona de la cintura, donde se acentúan los puntos de crochet para dar más volumen al cuerpo. Eso sí, no importa la talla, pues va bien para las chicas de estatura alta como baja.

Accesorios: Elige unos buenos zapatos para combinar tu vestido crochet, como sandalias o diseño peep toe. Aquí también son válidos los tonos botánicos, ya que van ligados a ese estilo artesanal que quieres transmitir.

¿Cuándo llevarlo? Una cena con amigos, o una reunión en el campo por la mañana, en esta temporada de calor que todavía no se va, puede ser motivos para llevar este vestido con toda comodidad.

Aires de movimiento

Tipo de cuerpo:  Elige las propuestas más holgadas y ligeras, en corte midi para realzar tu imagen. Y si decides llevar el vestido en escote V, recuerda que es mejor que no sea muy pronunciado, pues la sutileza en tu outfit laboral siempre es un plus en este ámbito.

Colores: Los  tonos enteros de colores tierra, o vivos como el rojo o amarillo, pueden realizar tu imagen.

¿Cuándo llevarlo? Verte cómoda, sin perder el estilo, solo lo logrará un vestido hecho de poliéster o algodón, que puedes llevar sin problema para los días de trabajo, cuando debes dar espacio a las arduas actividades de la oficina.

Accesorios: La idea es combinar con aretes largos y grandes, que darán la ilusión óptica de estilizar tu rostro. Para crear un buen equilibrio en tu look, sobre todo si vas llevar un vestido con estampado de lunares, elige los aretes hechos con textiles, pues darán un buen balance al volumen que produce este tipo de vestidos.

¿Cuándo empezó el otoño?

El otoño​ es una de las cuatro estaciones del año y una de las cuatro de las zonas templadas. Sigue al verano y precede al invierno. Astronómicamente, comienza con el equinoccio de otoño (alrededor del 22 o 23 de septiembre en el hemisferio norte y del 20 o 21 de marzo en el hemisferio sur).

Te puede interesar

SÍGUENOS