¡Motívate! No dejes de arreglarte incluso cuando hagas ‘home office’

En estos días en los que hacemos home office, por el coronavirus, arreglarnos como si fuéramos a la oficina se convierte en la clave para motivarnos.

Tras la propagación del coronavirus, todos nos encontramos en aislamiento social voluntario, esto incluye que muchos de nosotros comencemos a trabajar desde casa pero, si no estamos acostumbrados, puede llegar a ser un poco complicado cumplir.

Sin embargo, es ideal tener un espacio como si estuvieras en la oficina y respetar los horarios para trabajar y no terminar cayendo en la cama todo el día y lo más importante, quitarte el pijama y arreglarte.

Sí, aunque no lo creas, cambiarte la ropa y arreglarte es una de las acciones que harán que tu ánimo pueda cambiar y mejorar. Es uno de los principios básicos de la moda, recuérdalo.

Y es importante que no lo hagas solo cuando tengas una videoconferencia o peor aún solo hacerlo de la cintura para arriba que es como te verán por la web cam, lo mejor es que uses ropa adecuada para tus actividades, tampoco tan formal la idea es que te sientas cómoda y dejes atrás el pijama.

Arreglarte es muy beneficioso. Sigue tu rutina diaria, una ducha, cámbiate de ropa e incluso puedes llegar a perfumarte pues te sentirás realmente profesional a pesar de que no sales a la oficina. No dudamos en que incluso puedas sentirte más productiva pues sentirte y verte bien mejorará tu humor y tu disposición. Eso sí, cuando acabe el horario de trabajo, no dudes en volver a la ropa de cama.

Así que, durante estos días que dejarás de ver a tus compañeros de oficina, no dejes de sentir como si estuvieras allí, mejora tu ánimo y evita la flojera mientras te quedas en casa y cumples con tus labores.

Te puede interesar

SÍGUENOS