La belleza cuesta: crudas verdades sobre la vestimenta femenina

No todo es color de rosa con respecto a las prendas femeninas. Hay outfits que nos hacen sudar.

A casi todas las mujeres nos gusta tener varias cosas para arreglarnos y ponernos más guapas. Aunque a veces tenemos que lidiar con algunos detalles fastidiosos por no decir escabrosos con nuestra vestimenta. Detrás de todo outfit hay mucho sudor y lágrimas ¡Ok, no! Pero sí hay dificultades.

¿Qué prendas nos dificultosas?

1.- Los sostenes a veces son súper incómodos

En los últimos años la tendencia de no costuras ni aros en la ropa interior se hace más grande. Por que como sabemos existen modelos muy hermosos, pero las varillas pueden ser muy dolorosas. No hay mejor sentimiento así tengas mucho o poco busto cuando nos quitamos el brasier tras un largo día en el trabajo.

2.-Encontrar calzones que no se marquen es una odisea

El que no se note nuestra lencería es ideal en nuestro outfit, porque se ve más elegante. Lamentablemente, eso no siempre sucede y elegimos mal.

3.- Los vestidos son ideales cuando los pantalones nos incomodan

Más de una ha optado por cambiar los pantalones por los vestidos, sobre todo cuando estamos en esos días del mes donde no queremos que nada nos apriete. La verdad es que es mejor ponernos algo que tenga elástico o un vestido.

4.- Algunas chicas con curvas tienen que lidiar con “comerse” el calzón

Si ya es difícil hallar calzones que no se marquen en nuestra ropa, para algunas mujeres que tienen curvas es un problema cuando se les mete el calzón. Es muy incómodo sacártelo sin que nadie se fije.

5.-Usar medias es un verdadero campo traviesa

Las pantimedias son sofisticadas, sobre todo las que tienen print, pero tienen una sola vida sino tienes cuidado, porque se rompen, rasgan, se bajan o algo peor te cortan la circulación. A menos que tengas un portaligas.  

6.- ¡Admítelo! Tienes al menos una prenda de oferta que no has usado

Las ofertas son ocasiones que no podemos dejar pasar, pero a veces invertimos en prendas que al final nunca vamos a usar y es el dinero peor usado.

7.- Amamos los tacones y tenemos un problema con seguir comprándolos

Amamos los zapatos con tacón, pero es mejor tener uno o dos pares. Porque, hay que ser conscientes no siempre tenemos eventos para usarlos. Así que, es mejor calmarnos antes de caer en la tentación.

8.- Todas nos quejamos por algo que no podemos usar

Como todo en esta vida, nadie está conforme con lo que tiene. Las que están delgadas porque no tienen curvas, las que tienen curvas porque no tienen mucho busto. Las que tienen mucho busto porque no encuentras sostenes de su talla y las que no tienen nada porque solo pueden presumir el push up.

9.- Nos gustaría vestirnos más sexys, pero el fantasma del acoso aún está

Pues si la verdad es que a muchas nos gustaría salir en short o en faldita bien lindas a la calle. Pero aún hace falta mucho respeto en las calles. Con suerte en unos años, nuestras hijas o las hijas de sus hijas ya no tendrán este problema.

Grandes crudas verdades de la vestimenta femenina.

Te puede interesar