Lila Moss opaca a su madre, Kate Moss con sencillo outfit en el NYFW

Lila Moss y Kaia Gerber son ejemplo de que las hijas de las supermodelos están tomando los espacios que eran de sus madres.

En los 90 modelos como Kate Moss, Cindy Crawford, Claudia Schiffer, Linda Evangelista o Naomi Campbell fueron las tops más solicitadas para desfilar para las mejores casas de moda, es más ellas son el ejército formado por el fotógrafo Peter Lindbergh, el cual revolucionó la industria del modelaje.

Pero los tiempos cambian y a pesar, que todavía son demandadas para diferentes campañas de publicidad, hay una nueva generación de modelos que están tomando la posta y no hablamos de Kendall Jenner ni las hermanas Hadid, sino de las hijas de las propias supermodelos que triunfaron hace dos décadas. Ellas cuentan con el material genético, además de tenerlas como referentes de estilo, así que no hay mejor carta de presentación. Por ejemplo, Kaia Gerber recibió el premio de modelo del año en los Bitrish Fashion Awards 2018, ella es la clara representación de este fenómeno. Pero no es la única, también esta Lily Rose Depp, hija de la modelo francesa Vanessa Paradise, la joven es una de las embajadoras de Chanel, ahora este grupo también se une Lila Moss, la hija adolescente de Kate Moss.

La joven de 16 años también está incursionando en la moda, pero desde el otro lado de la pasarela. A su corta edad ya protagonizó su primera campaña publicitaria, como imagen de Marc Jacobs Beauty. A partir de eso sus apariciones han aumentado, sobre todo cuando empiezan las semanas de la moda, donde suele asistir a diferentes desfiles, ocupando un lugar al lado de su madre. Madre e hija se presentaron en el desfile de Longchamp que se realizó en la primera jornada de la New York Fashion Week, deslumbrando a los asistentes y capturando flashes.

Kate lució un total look black, el cual podemos calificar como un outfit ideal para esperar a la primavera, lo acompañó con un bolso con detalles de tachuelas, botines de tacón negros y algunos accesorios estilo minimalista. Un atuendo que se podría definir como sobrio, sofisticado y con un toque de rebeldía a diferencia de su hija que vistió una combinación más colorida y llena de tendencias de la que podemos llamar generación Z. Un conjunto de minifalda y crop top en corte sorbete, zapatillas y un collar como único accesorio.

La llegada de madre e hija a la semana de la moda de Nueva York fue triunfal. Y, aunque, la fiesta de la moda recién ha empezado en la Gran Manzana, promete darnos muchos momentos de inspiración en la moda.

Te puede interesar