Vestido negro: conoce un poco de la historia de esta prenda básica de la moda

Fue gracias a Coco Chanel y al icono del cine Audrey Hepburn que el vestido negro se quedó en la industria de la moda.

El vestido negro definitivamente es la prenda salvadora que amamos todas las mujeres gracias a su versatilidad. Esta prenda que se convirtió en básica en nuestros clósets tiene más historia y significados.

“Esta opción infaltable del guardarropa acompañó distintos sucesos de la historia”, indicó la asesora de imagen y columnista de Entremujeres Laura Malpeli de Jordaan.

Fue Coco Chanel quien la hizo de hada madrina y popularizó los primeros diseños en este color. “Sus creaciones fueron publicados por primera vez en la revista Vogue en 1926 y representaban lo opuesto a lo que se esperaba en indumentaria femenina”, agregó Malpeli.

Un modelo antes de este vestido se puede ver “en un retrato que data de 1884 de John Singer Sargent, llamado informalmente Madame X, donde podemos observar a una mujer usando un vestido negro por primera vez, sin que esto signifique luto”, indicó Malpeli.

Pero para los conocedores de la moda, la idea de Chanel fue un acto de rebeldía femenina y un grito de libertad, ya que en esa época ese color estaba prohibido en las prendas de las mujeres. Fue su actitud desafiante y provocadora para la clase alta y elitista de París, explicó un artículo del diario español La Vanguardia. “Se dice que en un encuentro con el modisto francés Paul Poiret, llamado el “rey de la moda”, Cocó llevaba su Little Black Dress. Él le preguntó “¿por quién lleva ese luto?” Y ella contestó: “Por usted, señor”, completó la asesora de imagen Daiana Capel.

Luego fue Christian Dior quien regresó a la vida este vestido, que también provocó polémica. Al mostrar un outfit con una chaqueta y falda negra.

Pero fue Hubert de Givenchy junto a Audrey Hepburn que crearon la combinación perfecta y que se volvió un icónico ‘Little Black Dress’, de la película “Desayuno en Tiffanys”.

Ya en los 90, con un polémico minivestido de Valentino, Lady Di desafió el protocolo de la casa real, resume el diario La Vanguardia. Además, esa fue la vuelta de la vuelta al minimalismo, y esta prenda “se convirtió en un sinónimo de la simplicidad”, agrega Malpeli.

Más allá de estos íconos, “el vestidito negro fue adaptándose a las tendencias. Bien al cuerpo, de encaje o algodón es siempre una alternativa presente cada temporada”, agrega Capel.

Básico para adoptar

¿Cómo elegir el más adecuado? Las columnistas de Entremujeres dan algunos tips.

Debes escoger de acuerdo al tipo de cuerpo que tienes.

“Las siluetas triángulo invertido y rectángulo se verán favorecidas por las versiones con faldas tubo o lápiz, mientras que la figura triángulo, con una falda evasé. Además, para un busto grande, será mejor evitar un cuello a la base o demasiado cerrado”, detalló Malpeli.

Debes pensar cuáles son tus actividades para elegir un modelo que quede para toda ocasión.

“Para alguien con una agenda abultada de reuniones de trabajo, un modelo con reminiscencias al estilo Jackie, de líneas rectas y arriba de la rodilla puede ser acertado. El caballito de batalla para fiestas o reuniones de noche puede ser aquel más escotado, con un diseño más osado o una textura con algo de brillo”, sugirió Capel.

Considerar dónde están colocados los detalles

“Las puntillas, transparencias o bordados se convertirán en los centros de las miradas y es importante que estén en partes del cuerpo que nos agraden y deseemos destacar”, completó Malpeli.

Así que, ahora conoces más sobre este hermoso y versátil vestido.

Te puede interesar