Aprende a preparar agua de rosas y goza de sus beneficios para el cuidado de la piel

No te pierdas esta sencilla técnica para prepara agua de rosas en casa y así, gozar de todos sus beneficios para el cuidado de la piel y demás. 

Las rosas son rojas y el agua es azul, y amamos estas flores por su belleza y por sus beneficios para la salud. Desde tiempos remotos, las rosas han sido consideradas como un símbolo global de belleza y amor, pero también son reconocidas por sus múltiples beneficios para la salud y cuidado de la piel. El derivado más común -y que muchos expertos utilizan- es el agua de rosas, y aquí te enseñamos a prepararlo de manera fácil y casera para que luzcas fabulosa.

Antes de empezar con las instrucciones, debemos repasar los múltiples beneficios que el agua de rosas tiene para nosotras. Las rosas están repletas de antioxidantes, los cuales previenen el deterioro de las células. Además, sus propiedades antibacteriales y antinflamatorias ayuda a disminuir la apariencia de cicatrices, reducir la inflamación, tonalidades rojizas e incluso tratar y prevenir el acné. La rosa es una flor maravillosa que puedes usar en diferentes versiones, aquí te damos algunas ideas clásicas y otras más alternativas de cómo hacerlo.

Para la preparación del agua de rosas necesitarás lo siguiente:

-7 a 8 rosas

- 1-5 litro de agua (destilada)

- Un frasco para poner tu agua de rosas

Método:

Retira todos los pétalos y lávalos ligeramente con agua tibia. Luego, coloca los pétalos en una olla grande con agua caliente (solo lo suficiente para cubrirlos, no más). Después, cúbrelo y deja que el agua hierva a fuego lento hasta que los pétalos hayan perdido todo su color. Una vez que está lista, cola los pétalos y vierte el líquido en un frasco (de preferencia con boca de espray, así podrás rociarlo como un perfume). Deja que se enfríe y ponlo en la refrigeradora, ten en cuenta que mientras se mantenga frío, puede durar por varios días ¡e  incluso todo un mes!.

Antes de irte wapa, ten en cuenta estos consejos. Asegúrate de utilizar rosas frescas. Es importante que las rosas estén en buen estado para evitar malos olores y una fórmula que pueda irritarte la piel. No añadas mucha agua ya que diluirás mucho la sustancia. Recuerda que puedes usar tu agua de rosas cómo tónico facial, primer antes de tu maquillaje o para sellarlo, cuidar tu piel o refrescar tu rostro. ¡Es toda una maravilla natural! ¿Te animas a usarlo?

 

Te puede interesar

SÍGUENOS