¿Quieres dejar de gastar de más? Deberías hacer estos cambios

Debemos de dejar de lado las excusas para gastar más de la cuenta, con estos cambios podremos ahorrar un poco más.

¿Cuántas veces llega fin de mes, sales de la oficina y con tus amigas vas a un centro comercial, ves un hermoso saco que te enamora. Imaginas con qué prendas puedes combinarlo, te lo pruebas, te queda perfecto y te lo compras, aun sabiendo que esto sale de tu presupuesto?

Sí, esto nos sucede a todas. Porque justo en ese momento pensamos miles de excusas para hacer un gasto extra para comprar ropa, zapatos y maquillaje.

Es cierto que no es malo darnos un gustito debes en vez en cuando, pero muchas veces estos gastos son innecesarios. Por esta razón, te mostraremos qué cambios debes de realizar para que te olvides de las excusas que usas para excederte de tu presupuesto, según los expertos.

1. "Me lo merezco porque trabajo duro"

Cuando uno trabaja duro, lo mínimo que merece es una recompensa y no hay nada mejor que uno eligiéndolo, porque así nos gustará y lo disfrutaremos más.

Pero muchas veces nosotras trabajamos para sobrevivir. El dinero que ganamos sirve para cubrir los gastos principales y nos queda un porcentaje como para disfrutar.

Sin embargo, la cantidad de dinero que reservamos para darnos un gustito no es tan amplio. Lo mejor que debemos de hacer es de aprender a respetar ese presupuesto y no excedernos.

2. “Si ganara más, podría ahorrar”

Muchas veces cuando estábamos en el colegio y no éramos consciente de la realidad de las cosas. Ahora que ya somos adultas entendemos los dolores de cabeza de nuestro padres.

Sabemos que no nos alcanza el dinero para comprar todo lo que queremos y muchas veces pensamos: “si ganara más, podría ahorrar”.

Eso es mentira y tú lo sabes, pues si ganaras más tampoco ahorrarías ya que seguirías gastando y comprándote cosas más caras.

Así que debes de ser más realistas y de tu sueldo aprender a distribuir mejor tu dinero. Una parte debe de cubrir los gastos básicos de casa como la comida, agua, luz, internet, entre otras cosas; otro monto puedes dividirlo en dos: uno para algún gustito y la otra parte aunque sea guardarla.

3. “Me merezco lo mejor”

Claro que te mereces lo mejor, de eso no tenemos dudas. Pero también tenemos que ser realistas con nuestros gastos.

4. "Está en oferta, debo de aprovecharlo"

Si un producto de belleza, una prenda o unos zapatos están en oferta y no lo necesitas, entonces no debes de gastar en vano.

Solo compra lo que necesitas. Por ejemplo, se te acabó la base, entonces eso sí puedes comprar.

Recuerda, no está mala comprarnos cosas para vernos lindas, pero no tenemos que endeudarnos. Debemos de aprender a controlar nuestros gastos.

 

 

Te puede interesar