Denuncian que un perro y un gato fueron abandonados en un parque

La Liga Nacional para la Defensa del Perro compartió en Facebook la historia de un cachorro y un felino que fueron echados por su familia y ahora se encuentran buscando un hogar.

Las mascotas son seres para llenar de amor, cariño y mucha comida; sin embargo, existen personas que catalogan a estas especies como "juguetes" y en cualquier momento pueden deshacerse de ellos. Un caso similar fue denunciado en Facebook luego de encontrar a un perrito y un gatito deambulando por un parque en busca de sus dueños.

En el Parque de la Celulosa en Roma, Italia, fueron captados dos animalitos caminando sin rumbo en busca de desperdicios para poder alimentarse y, especialmente, cuidándose las espaldas de los posibles peligros que puedan encontrar durante su experiencia, relató a Liga Nacional para la Defensa del Perro.

"Una historia de amistad y amor entre un perro y un gato en la Capital (...) Donde iba el perro, iba el gato, inseparables. Y también cuando otros gatos locales intentaban ahuyentar al gatito, el perro se interponía para defenderlo", explicaron en sus redes.

Los transeúntes que pasaban por la zona lograron notar la presencia de ambas mascotas y comenzaron a brindarles agua y comida para que puedan mantenerse en su misión de intentar encontrar nuevamente a su familia, objetivo que no iba a poder cumplirse porque ellos quisieron echarlos para siempre.

Por amor a los animales

El albergue decidió recurrir a Emanuele Faloni, voluntario de otra organización, para que montaran un operativo y puedan atrapar al perro y gato con ayuda de una jaula especial donde en el interior iba a haber mucha comida. Sin embargo, según muestran en Facebook, las mascotas eran muy inteligentes y sabían que algo sospechoso existía detrás de todo el banquete.

Pero tras varios intentos, el 14 de febrero, el cachorro no pudo aguantarse las ganas y fue directo hasta la "trampa" y quedo enjaulado mientras su amigo felino corrió con mucho cuidado para percatarse que todo estaba bien. "No sabemos su historia, el perro parece no tener microchip y pedimos una ayuda para saber de dónde vienen", contaron.

El inicio de una nueva vida

Ahora ambos están en manos de expertos y solo es cuestión de semanas para que logren estar "disponibles" para la adopción tras contar la historia de ambos amigos en Facebook, donde decenas de personas mostraron su interés en poder hacerse con la tenencia de los animalitos.

Te puede interesar