Anciana de 67 alberga a más de 400 animales rescatados de la calle

Doña Esneda se ha ganado el respeto y admiración de la comunidad de Facebook al mostrar el noble trabajo que viene realizando desde hace 30 años: rescatando a mascotas de la calle.

Dicen que las personas de corazón puro tienen ganadas el cielo, pero qué hacemos con los humanos se dedican a cuidar de inocentes animales durante tiempos de crisis donde no hay para comer. Es la pregunta que le vienen repitiendo a Esneda, de 67 años, que se ha convertido en la "superheroína" de Facebook por ayudar a cientos de mascotas solitarias.

Para Doña Esneda, como le dicen de cariño, su incondicional amor por los animales empezó cuando ella tenía 5 años y gozaba de la compañía de un cachorro, pero que fue separado involuntariamente y sea llevado a una finca donde recibió el peor de los tratos y terminara falleciendo por "pena mortal".

En aquel momento sabía que su misión en la vida era ayuda a los más indefensos, y así fue: a los 35 años empezó a cuidar a perros, gatos, pájaros, conejos, entre otras especies, en una finca que logró conseguir en la localidad de Pereira, Colombia. Sin embargo, ahora se encuentra en problemas legales porque personas intolerantes a los animales buscan sacarla de ahí por el "ruido" y "mal aspecto".

Pero Esneda, fundadora del "Santuario Doña Esneda", junto a su hijo, continúan batallando contra la discriminación y solicitando apoyo a las autoridades para que no le quiten su misión en el mundo. Desde los 35 años, la anciana logró instalarse en el gran espacio que adquirió luego de vender una enorme casa que había adquirido con sus ahorros y esfuerzos.

Por amor a los animales

Junto a su primogénito, la adulta mayor cuenta que el principal objetivo de su iniciativa es lograr que "sus seres de luz", como los cataloga, se encuentren muy cómodos a pesar de que muchas veces ellos no tengan para comer, relata a través de su página en Facebook.

"Podemos pasar hasta una semana comiendo plátanos y tomando agua porque la prioridad es darle de comer a los animales. A mí no me importa, esto me hace sentir libre", dijo Doña Esneda, según pudo consignar "Testigo Directo", que logró contabilizar a 410 mascotas habitando en el humilde refugio.

¡Aquí, todos son bienvenidos!

Si bien la anciana ha recibido muchas trabas para renunciar a su noble labor, ella dejó en claro que luchará hasta quedarse sin fuerza por amor a sus compañeros de aventura y, además, se siente muy agradecida por el apoyo que viene recibiendo por parte de los algunos vecinos que suelen enviar donativos, ya que ella debe reunir 1.000 kilos de comida para un mes.

¿Estás interesado en ayudar? Puede contactarte al Facebook de Santuario Doña Esneda donde gustosamente será atendido por el hijo de la anciana, quien te brindará información detallada sobre el trabajo que realizan.

Te puede interesar