Hombre prefirió ir a la cárcel antes de devolver a la perrita que adoptó

Barry Myrick hizo una denuncia en Instagram sobre el proceso legal que inició su antigua empresa en su contra por no entregar a "Roxy", una cachorra de raza pitbull.

Las personas logran generar un lazo inquebrantable cuando empiezan a compartir experiencias al lado de una mascota, y eso fue lo que sucedió con Barry Myrick luego del proceso legal que inició su antigua empresa. El joven compartió en Instagram la denuncia que había recibido por "robar" una mascota que era su compañera de labores.

Se trata de "Roxy", una cachorra de raza pitbull que se encuentra bajo el cuidado de la pareja del involucrado mientras recibe todos los hostigamientos posibles por parte de M&M Environmental. La compañía de control de plagas solo pide que entregue al animal, pero él se niega a hacerlo por el vínculo que han formado.

Barry llevaba 4 años en su empresa hasta que en marzo del año pasado fue despedido de manera inesperada por la pandemia del coronavirus, siendo obligado a entregar el auto, las tarjetas de crédito y equipo de trabajo, pero no a la perrita, quien es experta en detección de chinches y otros insectos no deseados.

Pero al decidir no devolver a "Roxy", la empresa comenzó una demanda por el delito de "hurto", que lo llevó a vivir 24 horas en una cárcel junto a otros reos acusados de fuertes delitos. Sin embargo, la condena que recibió no fue suficiente para alejarse de la mascota, ya que también se había tatuado su rostro en uno de sus brazos.

Por amor a los animales

A través de Instagram, Barry Myrick señaló que el pitbull no era un animal que se iba a encariñarse muy fácil con otro cuidador debido al lazo que habían formado desde que compartieron el mismo techo. "Ella no es una golden retriever que se irá feliz de la vida con cualquier persona", fueron las declaraciones que consignó New York Post.

"Ella no tiene ojos para nadie más. Mi familia me dice: ‘Devuelve a la perrita, podrás tener otra’. Pero ya vacié mi cuenta bancaria, pasé tiempo en la cárcel… ¿Con qué más me pueden atacar? Lucharé hasta el final", agregó.

Los animales merecen paz

Tras lo publicado en Instagram, la defensa de M&M Environmental indica que Barry tiene pensado comenzar un nuevo negocio de control de plagas por su cuenta con la ayuda de "Roxy", quien es una experta en la materia. Sin embargo, el joven aseguró que luchará hasta el final por su compañera porque solo ha demostrado quererla.

Te puede interesar