Hombre llora la muerte de su perrita, quien deja a sus 8 crías huérfanas

Víctor Brizuela compartió en Facebook la emotiva despedida que le hizo a "Blanqui", una perrita que falleció tras ser atropellada y que deja huérfanos a sus cachorros recién nacidos.

Para muchos, la vida no suele ser justa porque de un momento a otro el ser que tanta felicidad irradia deja de existir. Eso fue lo que pasó con Víctor Brizuela, un hombre que tuvo que despedir a su compañera de aventuras a través de un doloroso mensaje en Facebook donde recibió las condolencias de sus amistades.

El señor, que trabajaba en una mecánica, tenía como mascota a "Blanqui", de raza mixta, que fue adoptada cuando deambulaba por las calles de una comunidad paraguaya. Desde aquel momento se volvieron inseparables y formaron un vínculo especial que tuvo que ser cortado a la fuerza por culpa de un irresponsable conductor.

La cachorra había dado a luz días previos a su muerte, ocho lindo cachorros, que ahora deberán ser cuidados por Víctor, quien llora al momento de observar a los pequeños moverse en su caja. A pesar que están recién nacidos, ellos sienten que carecen de una figura materna que pueda alimentarlos y protegerlos de los múltiples peligros.

Según las imágenes, la mayoría todavía no pueden abrir los ojos, salvo uno, que desde temprana edad es el más inquieto y juguetón porque le gusta salirse de su "refugio" para lamer los pies de su dueño.

 

Hasta siempre, mi buena amiga

"Hoy se fue 'Blanqui', la perrita de laguna grande, una moto acabó con su vida y dejó a 8 cachorros, yo estaré cuidándolos hasta que pueden valerse por sí solos, luego los daré en adopción a quien los quiera cuidar y mimar. 'Blanqui' era una perrita inteligente, protectora y guardián", escribió Víctor Brizuela en Facebook.

Por otro lado, el deseo del hombre ahora pasa porque los perritos puedan crecer rápido para ponerlos en adopción, pero señaló que será muy selectivo a la hora de escoger a los afortunados, ya que no toleraría que sus pequeños sufran maltratos o abusos por parte de familias de mal corazón.

Los animales merecen felicidad

Víctor cuenta que ha recibido un sinfín de mensajes en Facebook que preguntan por el estado de los cachorros, pero detalla que su impotencia pasa por no poder haber hecho algo para evitar la muerte de "Blanqui", quien se quedó con las ganas de jugar y compartir con sus bebés.

Te puede interesar