Mujer evita el sacrificio de dos burros jóvenes en un matadero ilegal

Femke Paulissen, presidenta del refugio One Love, compartió en Facebook la alianza que formaron junto a un grupo de vecinos para salvar de un trágico final a un par de burros.

El refugio One Love, a través de su presidente Femke Paulissen, hicieron viral el Facebook el enorme trabajo que realizaron junto a la comunidad de Lozère, en Francia, para rescatar a unos burros que iban a ser sacrificados tras la muerte de su único dueño.

Se trata de Cadichon y Polux, un par de asnos que estuvieron muy cerca de vivir un trágico final, pero que gracias a la enorme labor de la rescatista pudieron escapar del 'infierno' y empezar una nueva vida a 450 kilómetros de distancia, específicamente en las montañas de los Altos Alpes.

"Tuvimos dos días para reaccionar, un amigo adelantó el dinero para reservarlos con el comerciante y su llegada está prevista para el 5 de enero (…) Tendremos que castrarlos para evitar que se escapen", comentó Paulissen a France3.

Los animales habían sido vendidos a un comerciante de Lozère tras el fallecimiento de su dueño, quien tenía en mente llevarlos al matadero para darles el final que merecían, supuestamente. Sin embargo, la defensora de los animales fue alertada por una habitante de la zona y, junto a toda la comunidad, iniciaron un trabajo de investigación.

Por amor a los animales

"Siempre he salvado animales (…) Encontré al ‘Lechón’ en el Guillestre nacional, después de salvar corderos enfermos, esterilizo gatos salvajes para el ayuntamiento, colecciono gatitos y luego, finalmente, lo que hago en casa, es un refugio familiar", relató Femke Paulissen, quien compartió varias imágenes en Facebook.

La presidenta del refugio One Love, natural de Holanda, vive en la localidad mencionada desde hace 15 años, pero en 2016 recién alcanzó una gran popularidad debido a su trabajo donde su única intención era ayudar a los animales desamparados.

Una heroína de carne y hueso

Cadichon y Polux, los burros que iban a ser sacrificados, ahora disfrutan de una vida tranquila alejados de cualquier peligro en los Altos Alpes, mientras que su salvadora reconoció, a través de un post en Facebook, que continuará ayudando a todos los seres indefensos: "Siempre he salvado animales".

Te puede interesar

SÍGUENOS