Perrito pierde la lengua a causa de los pirotécnicos en Barranca

A pocos días de la Navidad, la historia del perrito Toby ha impactado a miles de personas en redes sociales. Este animalito perdió su lengua por los cuetecillos.

"Toby perdió la lengua porque unos niños estaban jugando con pirotecnia y como consecuencia uno de esos cuetecillos reventó en su boca", dijo la rescatista independiente Lupita Fer a Wapa.pe. Este fatal accidente ocurrió en el distrito de Pativilca, ubicado en la provincia de Barranca, Lima. 

El perrito ha recuperado su salud con el pasar de los años. Lupita señala que el indefenso animal come como un pajarito levantando su cabeza. Asimismo, la animalista mencionó que le ha brindado una segunda oportunidad a los dueños de la mascotas, pues lo habían descuidado.

“Nadie lo auxilió, nadie lo ayudó, para los niños el dolor de Toby fue motivo de burla y para los padres de aquellos algo sin importancia, pero que hubiera pasado si ese cuetecillo hubiera reventado en otro niño o en un anciano, quizás hasta un incendio hubiera provocado. Otra hubiera sido la reacción y una gran lección hubieran aprendido todos”, manifestó indignada la animalista de Barranca.

"Sus familiares (de Toby) me pidieron una oportunidad, que lo cuidarían mejor. Cuando Toby estaba muy mal, yo pensé en un momento en dormirlo, que yo no me daba cuenta que había mejorado bastante y que lo ayudé mucho", añadió. 

La joven rescatista indicó que ella cuida de la mascota, se encarga de alimentarlo y llevarlo a sus consultas con el médico veterinario en Barranca. "Me aseguro que no le duela nada porque todo está cicatrizado, yo misma le abrí la boquita y todo está limpio y sano", aseveró Lupita.

No más pirotecnia

Finalmente, la cuidadora del perro Toby aconseja a los padres y madres de familia cuidar a los animales sin hogar que están más expuestos al peligro de los pirotécnicos durante las fiestas de fin de año

“A pesar de haber ordenanzas prohibiendo el uso y venta de pirotecnia, no se cumplen, sabemos que tan solo el ruido causa daños sonoros a niños autistas, ancianos y animalitos, pero la realidad es que, hasta que no te suceda o pase, no tomas conciencia del daño que provocas a otros".

"Eduquen a sus hijos, enséñenles a tener más empatía con otros seres, la pirotecnia NO ES UN JUEGO, lo que a ti te divierte, lastima a otros. ¡NO MÁS PIROTECNIA!”, remarcó la defensora de los animales en Barranca.

Te puede interesar