Falleció el oso panda más longevo del mundo, dejando 153 descendientes

A través de Facebook, diversos medios del mundo informaron del deceso de Xinxing, la osa panda que vivió hasta los 38 años y dejó 153 descendientes.

El Diario del Pueblo, a través de su página de Facebook, informó que la osa panda más anciana del mundo, de nombre Xinxing, había fallecido en el zoológico de la ciudad central china de Chongqing a los 38 años, equivalente a más de 110 años humanos.

Según detalla el parque, a finales de octubre el animal empezó a sentir problemas de somnolencia y pérdida de apetito, agravando su estado de salud con el transcurrir de los días.

A pesar que múltiples expertos intentaron salvar la vida de Xinxing, el mamífero dejó de existir el pasado 8 de diciembre a consecuencia de su avanzada edad y a un fallo multiorgánico, que le provocaron infecciones respiratorias y digestivas.

La osa panda nació en 1982 en el condado de Baoxing, en la provincia central de Sichuan, donde se descubrieron por primera vez esta especie, y fue trasladada al zoológico de Chongqing al cumplir un año de edad.

Hasta pronto, querida amiga

Según informan en Facebook, Xinxing tuvo un total de 153 descendientes, que no solo se encuentran en China sino en diversos países como Estados Unidos, Canadá o Japón.

Según el último censo de pandas realizado en 2014 por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), existen menos de 1.900 ejemplares en el mundo, y su hábitat natural se limita actualmente a seis zonas montañosas repartidas en las provincias chinas de Sichuan, Shaanxi y Gansu.

Una especie siempre amenazada

Los esfuerzos para su protección hicieron posible que en 2016 se lograse elevar de "en peligro" a "vulnerable" su estatus en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Te puede interesar

SÍGUENOS