Major, el perro adoptado por Joe Biden que vivirá en la Casa Blanca

Major, el perro adoptado de Joe Biden, junto al pastor alemán Champ serán los nuevos inquilinos caninos en la icónica sede de gobierno 1600 de Pennsylvania Avenue.
 

A pesar que Donald Trump durante la campaña política para la presidencia de Estados Unidos se mofaba de lo que pretendía hacer Joe Biden cuando llegara al poder, el electo mandatario llevará acabo lo que para ese entonces le parecía ridículo al candidato del Partido Republicano: llevar a sus mascotas a la Casa Blanca.

El pastor alemán adoptado en 2018 por Joe Biden y su familia se convertirá, junto a su otro perro Champ, en los nuevos inquilinos caninos en la icónica sede de gobierno 1600 de Pennsylvania Avenue.

Los perros de la Casa Blanca

¿Habrá perros en la Casa Blanca en enero del próximo año? Esta es la pregunta que millones de votantes se hicieron mientras esperaban los resultados de las Elecciones USA 2020, respuesta que finalmente llegó tras cinco días de anunciarse el triunfo de Joe Biden sobre Donald Trump, para convertirse en el presidente número 46 del país norteamericano.

Los pastores alemanes Champ y Major serán los nuevos inquilinos caninos del 1600 de Pennsylvania Avenue, donde el último de ellos hará historia.

Major, el perro que hace historia

En los últimos cuatro años, la Casa Blanca ha sido un lugar libre de mascotas, pero la nueva familia presidencial está dispuesta a cambiar esa imagen y Major es el candidato perfecto para que esto se concrete.

¿Por qué? Pues porque será el primer perro adoptado de un albergue animal en vivir en dicho espacio. Todo comenzó en 2018 cuando su hija Ashley vio una publicación en Facebook en el que buscaban hogares para una camada de cachorros en el refugio animal Delaware Humane Association, y de inmediato Joe Biden comenzó los trámites para adoptar al can. 

(Joebiden / Instagram)

Los reales 'Dog lovers'

Ese fue el principio de la historia de Major con la familia Biden, que también es la orgullosa dueña de Champ, su otro pastor alemán.

El perro fue adoptado cuando era un cachorro en 2008, el mismo año en que Joe Biden se convirtió en vicepresidente durante el mandato de Barack Obama. En aquel entonces, el can jugaba y corría por los enormes jardines de la Casa Blanca junto a Bo y Sunny, los dos peludos de agua portugueses del otro gobernante estadounidense. 

Aunque la próxima vicepresidente Kamala Harris no tiene un perro o alguna otra mascota, se conoce que es una verdadera ‘dog lover’ al igual que el flamante presidente Joe Biden. En unas fotografías publicadas recientemente en sus cuentas oficiales en redes sociales, la senadora aparece recibiendo junto a perros de todos los tamaños y razas en su despacho, imagen que no tardó en volverse viral entre sus seguidores.

Te puede interesar

SÍGUENOS