Gato atrapado entre escombros fue salvado por perro rescatista

Nuevas imágenes en Facebook luego del terremoto en Turquía revelan cómo siguen apareciendo seres vivos entre los escombros, el último fue gato que estuvo atrapado durante 30 horas.

Un terremoto de 6,6 grados en escala de Ritcher sacudió a Turquía y la isla griega de Samos, provocando que decenas de edificaciones se vinieran abajo y que 85 personas, aproximadamente, perdieran la vida. Ahora, luego de varios días, los rescates continúan siendo noticia en Facebook porque la última víctima en encontrarse fue un gato, que estuvo sepultado por más de 30 horas.

El felino pudo ser hallado gracias al impecable trabajo de Bob, un perrito perteneciente a la Asociación de Búsqueda y Rescate de Turquía que desempeña labores en la provincia de Izmir, según relató el medio AA en su página web.

La mascota, especialista en el rastreo de personas y animales, pudo olfatear al minino entre los escombros y avisar a sus cuidadores para que empiecen a realizar los trabajos correspondientes para sacar al indefenso animal sin provocarle alguna lesión en su cuerpo.

Debido al eficaz desempeño de los bomberos, el gatito fue rescatado en óptimas condiciones para ser entregado a su familia, que señaló al mencionado medio que su nombre era "Umut", que en turco significa "Esperanza", la cual tuvieron los papás humanos de la mascota para volverse a encontrar con su pequeña compañera.

Los milagros sí que existen

Además del felino, según revelan unas imágenes en Facebook, un hombre de 70 años fue encontrado entre los escombros que dejó un edifico al derrumbarse por el fuerte movimiento telúrico. A pesar de las 33 horas bajo tierra, el adulto mayor solo presentó heridas leves y fue llevado al hospital mas cercano donde se viene recuperando.

El asustado de "Umut" se suma a la amplia lista de animales que están siendo rescatados por la Asociación de Búsqueda y Rescate de Turquía luego del temblor que se produjo el pasado 30 de octubre, el cual también desembocó un leve tsunami posteriormente.

Una segunda oportunidad de vida

Las imágenes compartidas por los medios de comunicación en Facebook revelaron que el gato presentaba señales de temor y cansancio, ya que estuvo inmóvil durante varias horas sin poder alimentarse y con la consigna de no saber si volvería a encontrarse con su familia.

Te puede interesar

SÍGUENOS