La rata topo desnuda suele esclavizar crías ajenas y puede sobrevivir al cáncer

Esta rata es capaz de sobrevivir casi 20 minutos sin oxígeno y desafiar el proceso de envejecimiento. Su capacidad "esclavista" se asemeja a las hormigas conocidas como Formica Sanguinea.
 

Existe un mamífero que sigue impactando a los científicos por sus extrañas cualidades. Se trata de las ratas topo desnudas, una especie que ha destacado por desmarcarse de las características propias de la mayoría de su género. Dentro de sus capacidades se encuentra, por ejemplo, desafiar el proceso de envejecimiento típico, sobrevivir casi 20 minutos sin oxígeno, e incluso, resistir al temido cáncer.

Un grupo de científicos de la Universidad de Washington descubrió que existe otra característica, aún más inquietante: las ratas topo desnudas pueden secuestrar crías ajenas y usarlas como "esclavos". ¿A qué se refieren? Bueno, de acuerdo con una investigación publicada en Journal of Zoology, se encontraron grupos de esta especie trabajando en camadas que no eran las suyas. 

Hay que tomar en cuenta que las ratas topo desnudas son una especie altamente cooperativa, que viven en colonias masivas de hasta 300 trabajadores. En ese sentido, solo la reina puede reproducirse y puede parir hasta 30 cachorros.

En este estudio, se pensó que el grupo de especies trabajando fuera de su camada podría tratarse a un error o a la característica cooperativa de estos mamíferos; sin embargo, esto no fue así.

El artículo consigna que "los cachorros secuestrados por la colonia ‘QQ’ se convirtieron en trabajadores no reproductivos (…) por lo que su esfuerzo vital se categorizaría como esclavitud, en el mismo sentido que las hormigas esclavistas". En conclusión, un dato perturbador. 

Esta extraña capacidad de las ratas topo desnudas ya se había comprobado a nivel de laboratorio, pero nunca se comprobó en su propio hábitat. Las otras especies que se han caracterizado por este tipo de "esclavismo" son las hormigas con ese mismo apelativo, conocidas como Formica Sanguinea. Además, hay grupos de primates en los que también se ha comprobado que someten poblaciones de otras manadas.

De acuerdo con los investigadores, uno de los propulsores para esclavizar ratas de otras camadas es la necesidad de evolución. O sea, para que un grupo se imponga sobre otro, estas ratas esclavizan trabajadores de otras camadas y así tener mayor hegemonía. 
 

Te puede interesar

SÍGUENOS