Efectivos policiales salvaron a un perro que se estaba ahogando en un río

La policía de Jujuy, Argentina, se ganó el respeto de la comunidad de Facebook luego de ingeniar un plan para rescatar a un perrito extraviado que se había caído al río.

En el reglamento de la policía está estipulada que los agentes deben velar por mantener una sociedad en paz y brindar a los ciudadanos la tranquilidad que merecen, eso incluye también a los animales. Un claro ejemplo se suscitó en la provincia de Jujuy cuando los oficiales acapararon varias paginas de Facebook luego de salvar de una muerte segura a un perro perdido.

La mascota, que pertenecía a un niño de 12 años, había caída al río cuando intentaba escapar del ataque de otros animales salvajes. Según las autoridades, en su afán de protegerse, el animal corrió a toda velocidad sin dirección alguna y terminó cayendo al agua donde permaneció por varias horas.

"Rescatamos a un perrito. Hace instantes rescatamos a un pequeño can que se cayó en la parte baja de las defensas del Río Grande, en el barrio Belgrano de Capital", informó la Policía de la Provincia de Jujuy en sus redes sociales.

En primera instancia, los agentes pensaban que se trataba de una mascota callejera porque no portaba identificación ni chip en su correa. Pero luego de un pequeño análisis llegaron a una conclusión: los perros son traviesos por naturaleza y, posiblemente, salió a dar un paseo y no sabía como regresar.

De vuelta a casa, amiguito

Sin embargo, una llamada comprobó que el animal sí tenía familia: los agentes actuaron de inmediato y lo llevaron a un especialista para determinar si padecía algún mal luego de haber estado mucho tiempo en el río. Al no presentar problema alguno, el cachorro fue entregado a pequeño dueño.

"Después de llevarlo hasta el patio de una casa colindante, curamos sus heridas y lo devolvimos a su dueño de 12 años", añadió el departamento de policías en su publicación de Facebook.

La familia está completa

A través de Facebook, los papás humanos de la mascota compartieron una serie de fotografías que demuestra que el perrito está siendo cuidado muy bien, como siempre, y que el episodio del escape solo fue un mal momento que les tocó pasar a todos, aquel que terminó en un simple susto.

Te puede interesar