Bulldog forma amistad única con una zorra que fue rescatada en el bosque

La historia de Ernie y Marley demostró a los usuarios de Facebook que la verdadera amistad en el reino animal no se rige por pertenecer a la misma raza y/o especie.

Una vida poco común es la que viene viviendo Pauline, una chica de 28 años, que se volvió popular en Facebook luego de mostrar una serie de imágenes donde muestra la convivencia de su perro Ernie y un zorro que había rescatado cuando apenar tenía pocos meses de haber nacido.

El animal salvaje fue rescatado por la noble joven en abril, pero debido a sus pésimas condiciones sus probabilidades de continuar con vida no eran muy altas, ya que necesitaba estar bajo cuidado a tiempo completo y también recibir sus medicamentos a la hora especificada.

Una mañana cualquiera, Pauline salió a dar un paseo en compañía de Ernie, su bulldog, por un bosque muy cerca a su casa, pero en medio del camino se percató de la presencia del lastimado mamífero, que presentaba síntomas de deshidratación y en condiciones "muy pésimas", según cuenta.

Sin pensarlo dos veces, la dueña de la mascota decidió hacerse cargo del zorro y llevarlo hasta su casa para atenderlo y esperar que presente una mejoría. Luego de varios días, la mujer optó por renunciar a su empleo y dedicarse 100% a la recuperación de su nueva mascota, que tiene por nombre Marley.

Por amor a los animales

A través de su perfil de Facebook, Pauline fue contando día tras día el proceso de recuperación del animal nada salvaje y cómo fue ganando peso gracias a la alimentación que le había sugerido un especialista. Sin embargo, su bulldog, de 4 años, sentía una pequeña desconfianza con la llegada del nuevo integrante.

"Marley estaba tan mal cuando la encontramos, estaba cubierto de moscas y garrapatas. Estaban en sus oídos, en todas partes. Estaba vomitando gusanos, realmente grandes, eran más largos que ella", dijo a medios locales.

"Definitivamente habría muerto si la hubieran encontrado solo 15 minutos después. Ernie estaba aterrorizado por Marley al principio y no le agradaba, pero poco a poco empezó a dormir más cerca de él. Después de que la tuve unas tres semanas, empezaron a jugar juntos. Un día, empezaron a correr juntos y han sido mejores amigos desde entonces", agregó.

La amistad no tiene barreras

Como dijo Pauline, también un post de Facebook, solo fue cuestión de tiempo para Ernie y Marley formen una gran amistad que demuestra que las relaciones en el mundo animal no tienen mucha lógica, pero si demasiada sinceridad.

Te puede interesar

SÍGUENOS