Hombre de bajos recursos se niega a recibir 380 dólares a cambio de entregar a su perro

"No vendo a este perrito por nada del mundo, es mi familia", fueron las declaraciones de Luiz Fernando, quien rápidamente se hizo viral en Facebook por su accionar.

La relación que pueda formar un hombre y su mascota depende exclusivamente del amor reciproco que puedan darse desde el momento que deciden compartir sus vidas. Tal como lo hizo Luiz Fernando Gomes de Araújo, quien se ganó el respeto de la comunidad de Facebook al negarse cambiar a su fiel compañero por unos cuantos dolares.

El señor, que vive desde hace varios años en las calles de Brasil, conoció a Joe mientras deambulaba por el puerto de Santos cuando presenció un cobarde accionar: el cachorro era abandonado por un hombre que, tras varias investigaciones, resultó ser su antiguo dueño.

"Me contaron que Joe vivía en un departamento y que su dueña no podía cuidarlo más. Como no encontró a alguien para dárselo en adopción, decidió soltar al perro y yo lo encontré. Le faltaba un trozo de oreja y tenía garrapatas, pero me encargué de cuidarlo", narró Luiz Fernando al portal Razoes para Acreditar.

Desde aquel momento, el hombre de bajos recursos optó por hacerse cargo de su nuevo compañero y, a pesar que no podía llenarla de lujos, Luiz empleaba su ingenio para sacarla a pasear con una correa y asearla en las duchas que estabas instaladas en la playa.

Por amor a los animales

Como si fuera su propio hijo, el humilde señor había conseguido jabón, pasta de diente y cepillo para mantener limpio a Joe. Además, el perrito es atendido gratis por una veterinaria de la zona. "Él tiene su ración de comida, pero prefiere comer arroz con carne a la hora de almuerzo", manifestó Luiz, quien se ha vuelto un "ejemplo" para todos los usuarios de Facebook que se encuentran a un animal callejero.

Sin embargo, un día cualquiera le llegó una "prueba de fuego" al dueño de Joe cuando se le acercó una mujer para ofrecerle 2 mil reales (380 dolares, aproximadamente) a cambio de entregar al cachorro y no volverlo a ver nunca más.

"Me preguntó si quería un valor mayor, que ella pagaba, pero no vendo a este perrito por nada del mundo, es mi familia. Donde él vaya yo también iré, porque es él quien me empuja", sentenció Luiz, quien añadió que buscará un empleo para darle una mejor calidad de vida a su perrito. Asimismo, según comentan en Facebook, el ciudadano podría recibir ayuda de las autoridades para que pueda seguir cuidando de Joe.

Te puede interesar