Perro sin hogar mantiene su distancia social y espera tranquilamente su porción de comida

La noble acción que realiza el restaurante "Ajilalo" recibió decenas de comentarios positivos en Facebook al mostrar su manera de ayudar a los perritos callejeros.

Son tiempos difíciles que estamos viviendo a causa del nuevo coronavirus, los más afectados resultan ser las personas y los animales que deambulan por las calles en busca de un hogar y comida. Un claro ejemplo es Lazzy, una perrita callejera que encontró el "lugar ideal" mientras caminaba por las calles de Ate, ahí fue donde encontró el restaurante "Ajilalo" y su historia quedó enmarcada en Facebook y otras redes.

En estas últimas semanas, las familias han estado tomando la decisión de echar a sus mascotas por temor a contagiarse con el SARS-CoV-2 tras una serie de informaciones falsas que explican que los perros y/o gatos transportan el virus sobre su cuerpo y pueden infectar a todos los que están cerca a ellos.

Dicen que siempre hay un lugar donde te recibirán mucho mejor, y así fue para la cachorra luego de haber estado viviendo en la calle soportando las bajas temperaturas que azotan la capital. Sin embargo, de tanto buscar terminó arribando al local Gerardo Reyes, dueño del popular restaurante que se hizo famoso por alimentar a los animales desamparados.

"La verdad mucho antes de poder tener ese pequeño negocio, siempre con mi familia ayudábamos a los perritos de mi zona, pues ahora gracias a Dios con ese pequeño local que tenemos, podemos ayudar un poquito más", contó el popular 'Lalo' a UPSOCL.

Apasionado por los animales

El propietario de "Ajilalo" también señaló que la iniciativa de brindar alimentos a los perros sin hogar partió desde antes de iniciar la pandemia por el nuevo coronavirus. En ese entonces, según imágenes publicadas en Facebook, la consentida del lugar era Princesa, pero se les murió y ahora Lazzy es quien ha tomado su lugar.

"¡Antes que llegara Lazzy había una perrita que nos acompañó por más de 1 año, ella se llamaba 'Princesa' (ella murió de viejita) era la engreída del local, siempre llegaba a la misma hora todos los días, plan de 6:30 pm que era la hora de abrir el local, princesa era muy educada y no permitía que ningún perrito se acercara, Lazzy en ese tiempo se acercaba de lejos, igual le comenzábamos a dar comidita pero que princesa no vea! Princesa falleció lamentablemente, ahí cuando Lazzy toma su lugar con Oso. No llega sola, casi siempre viene acompañada".

Personas de buen corazón

El negocio de Gerardo Reyes lleva 4 años y siempre han tenido la costumbre de recoger las sobras de sus comensales para luego dárselas a los perritos que se paran en los exteriores del local buscando un poco de comida. Asimismo, aprovechando su popularidad en Facebook, 'Lalo' hizo una invitación a sus colegas del negocio para que se sumen a la campaña de alimentar a los más necesitados.

Te puede interesar