¿Cómo saber si tu gato tiene cáncer? Si observas estos síntomas debes correr al veterinario

Especialista explica cómo poder darnos cuenta cuando nuestro gato no se encuentra bien de salud a causa de algún tumor o cáncer.

Tener un perrito o gatito en casa es una gran responsabilidad ya que ellos siempre dependerán de nosotros para alimentarlos, darles amor, cuidarlos y sobre todo, velar por su salud. Sin embargo, las enfermedades muchas veces se presentan cuando está muy avanzada y poco podemos hacer por nuestros engreídos.

Ante ello, Ricardo Ruano, presidente del grupo de oncología veterinaria de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (Avepa), brinda algunos consejos clave para identificar si tu gatito tiene problemas de salud relacionado con el cáncer.

"Los gatos, hasta que no están muy malos, no te lo dicen: por su instinto de supervivencia, ocultan bastante bien las enfermedades", explica el especialista. Es por ello, que es importante que los dueños actúen rápido.

De acuerdo al experto, los tipos de cáncer más frecuentes en gatos son los linfomas y leucemias, tumores que afectan al sistema inmunológico y a la sangre. También los problemas digestivos.

"El tumor más frecuente en gatos es el linfoma alimentario, que afecta al tubo digestivo y que puede llegar a causar signos de desnutrición relativamente severos", explica el veterinario.

Por ello, es importante vigilar a tu minino, ya que muchas los gatos sabes ocultar muy bien sus síntomas. Sus antepasados han hecho que dependan de sí mismo para su supervivencia, ya que en la naturaleza, la muestra de debilidad podría provocarle la vida.

¿Cómo saber que mi gato tiene problemas salud?

Cualquier cambio de comportamiento resulta importante, por más pequeño que te parezca. "Además, los síntomas pueden ser más generales, y se asemejan bastante a los que mostrarían con cualquier otra enfermedad: apatía, pérdida de peso y de condiciones generales", añade el veterinario Javier Frías.

"Por ejemplo, los estornudos incontrolables en gatos mayores son frecuentes cuando existe un tumor nasal; del mismo modo que un gato mayor con un tumor alimentario empieza a tener problemas digestivos que no eran habituales, o dejará de comer con normalidad", explica Ruano.

Cáncer de piel a los gatos

El experto señala que a pesar de ser poco frecuentes, los gatos pueden desarrollar cáncer a la piel, por ello, si tu minino es hipersensible a las caricias (una característica común en muchos felinos) o en casa no sabéis cómo acariciarlo para que le guste, puede ser señal que algo malo sucede. También se podría manifestar en pequeños bultitos.

¿Qué hago si detecto algún posible tumor en mi gato?

El especialista en salud veterinaria advierte que en cuanto notes un comportamiento extraño en tu felino doméstico o algún síntoma extraño, debes llamar inmediatamente al veterinario para diagnosticar el origen y pueda recibir el tratamiento adecuado.

El experto recomienda "cuanto más pequeña sea la lesión, más fácil será curarla". Otros tumores, como los de tipo leucemia o linfáticos, se tratan con quimioterapia, pero es necesario el diagnóstico temprano.

Te puede interesar