Sus hijas se fueron de casa y ahora él supera su soledad ayudando a perritos [FOTOS]

Hombre quien sufría del síndrome del nido vacío encontró la mejor forma de superar su crisis de identidad salvándole la vida a perritos maltratados. La historia se volvió viral en Facebook.

Los usuarios de Facebook han quedado maravillados con esta conmovedora historia. Son muchos los motivos las cuales impulsan a las personas a ayudar a los animales que fueron abandonados, como es el caso de un hombre que se sintió solo, por lo que decidió ayudar a quienes más lo necesitan: los perritos.

Un hombre se casó y tuvo 3 hermosas hijas, que junto a su esposa las cuidaron y educaron con grandes valores. Ellas eran el mundo de esta pareja. Sin embargo, el curso de la vida sigue y a medida que van creciendo se van independizando y encontrando su propio camino.

Paul Viner al darse cuenta que sus hijas ya eran grandes y estaban buscando cumplir sus metas y sueños, se dio cuenta que ver a sus hijas irse sería muy duro para él.

El hombre pasó 3 años triste ya que vio cómo su hogar, que solía estar lleno de vida, movimiento y vida, se quedó vacío. Aunque sus hijas nunca perdieron contacto con él, el nido ya estaba vacío y el silencio era ensordecedor.

Fue en ese entonces que Paul se dio cuenta no podía seguir viviendo así y que debía hacer algo, pero no irse de viaje o comprarse cosas, él quería seguir criando, nutriendo y mimando a alguien porque lo decidió hacer algo maravilloso.

“Estaba realmente infeliz. Mis hijas se habían ido y yo desarrollé el síndrome del nido vacío. Realmente no sabía quién era. Muchos hombres pasan por una crisis de mediana edad, así que conocí amigos que estaban comprando Harley Davidson y autos deportivos. No podía hacer nada de eso, pero estaba buscando sentirme nuevamente necesitado”, contó a Metro.

Paul encontró nuevamente el sentido a su vida cuando tropezó con una organización benéfica que rescata perros callejeros del extranjero y que eran salvados de centros de sacrificio. Fue en ese entonces, que decidió usar su tiempo libre para rescatar a algunos de estos perros de un mal destino y volver a llenar su nido.

Su primer rescate fue Shane, un perrito pastor alemán que fue golpeado y arrojado a una zanja. Los Viners intentaron salvarlo, pero lamentablemente el perrito falleció después de que los problemas con sus vértebras lo dejaron paralizado.

Sin embargo, a pesar de esta triste primera instancia de su plan por ayudar a los perritos, Paul se enteró de otro perro necesitado, Sheba, una perrita callejero búlgaro gravemente discapacitado que tenía miedo de otros perros callejeros por lo que decidió ayudarla.

NO DEJES DE LEER: Niñas venden sus dibujos para comprar comida a perritos abandonados

“Desde el primer día, ella era una perrita extremadamente cariñosa, pero que vivía en las malas calles de Sofía, Bulgaria la había aterrorizado de cualquier otro perro que hubiera encontrado”, dijo.

Al poco tiempo, Paul se enteró de otro perro necesitado llamado Sky quien fue encontrado atado junto a su hermano Sun, también necesitaban su ayuda. Pero, en ese instante se dio cuenta que ambos serían los compañeros perfectos para ayudar a Sheba a salir de su caparazón.

Tras muchos años con el nido vacío, la casa de Paul ahora estaba llena de vida. Los tres perritos rescatados están en perfectas condiciones, son amistosos, cariñosos y muy bien educados. Las hijas de Paul los adoran y los visitan cada vez que pueden.

Te puede interesar