Ama tanto a su perrita que le compró un vestido de dama de honor para su boda [FOTOS]

Conoce Bailey, la hermosa perrita que convirtió en dama de honor y se robó miradas en la boda de “mamá”.

Los perritos son seres tan maravillosos que logran robarte el corazón con sus pequeñas acciones y que finalmente pueden volverse en los seres más importante de tu vida, como es el caso de la pequeña Bailey, un pitbull que se convirtió en la protagonista principal en la boda de su dueña.

Si, así como lo lees. En el siguiente espacio queremos narrarte una historia que se ha vuelto viral en Facebook, donde muestras el amor que se sienten por los animales y cómo pueden llegar a convertirse en seres indispensables en el hogar.

Bailey es una perrita de raza pitbull que fue adoptada Jennifer Hindieh y su novio del North Hempstead Animal Shelter en Estados Unidos cuando tenía 5 meses de edad. Desde aquel maravilloso día fue el tercer miembro de la pequeña familia.

Es así que, cuando la pareja se comprometió después de siete años de estar juntos, Bailey quien estuvo presente en la pedida de mano de Jennifer, sabían que querían que su perrita estuviera involucrada en todo.

“Nos comprometimos el 31 de octubre de 2018. Fue muy discreto, en casa por la mañana con Bailey en mi regazo mientras estaba tomando café”, contó Jennifer a TheDodo.

Fue entonces que los preparativos de la boda empezaron, con las invitaciones, fiesta, anillos, y todo, pero algo que no podía faltar era el vestido de la invitada de honor, su hermosa perrita.

Jennifer Hindieh, quien tenía en mente que Bailey la acompañara en el día más importante de ella y su novio, decidió comprarle un traje adecuado para la ocasión. Por lo que cuando la mujer recibió el vestido de novia, ella también buscó un vestido para su perrita.

Al principio pensó que sería muy difícil encontrar el vestido ideal para su perrita, pero bastó una búsqueda en Internet para encontrar el traje soñado.

“Decidí comprarle un vestido porque, honestamente, ella es mi familia, mi bebé y nuestra vida con ella es lo que hace que cada día sea tan especial. No sé si alguna vez podré tener hijos, pero para mí, ella es como mi hija”, narró la mujer.

El vestido de Bailey era tan hermoso que robó las miradas en la fiesta, por lo que se convirtió en la dama de honor más tierna de todas. ¡Una hermosa historia!

Te puede interesar