¿Cómo bañar a tu perro en invierno? Aquí te dejamos algunos tips

Evita que tu perro se enferme después del baño en invierno siguiendo estos consejos.

El invierno, la época en el que nos cuesta salir de la cama, lavar y hasta bañarte. ¿Te sientes identificada? Bueno ahora imagina a tu pequeño amigo peludo. En el caso de los perritos es aún más complicado ya debemos tener mucho cuidado para que no se enferme.

Muchas veces en la temporada de invierno evitamos bañar a nuestro perro para evitar que se enferme; sin embargo, el olor que emanan o se ensucien porque quizás salen de paseo cuando llueve hace que sea imposible tenerlos así, por lo que nos vemos forzados a darles un baño.

Es importante conocer que al igual que las personas, los animales también sienten frío. Por ello, en las siguientes líneas queremos compartirte algunos tips para bañar a tu perrito durante el invierno y evitar que se enferme.

Evitar bañarlos seguidos

Es un error pensar que los perros necesitas bañarse todas las semanas, ya que los aromas que se desprende de su cuerpo le permite comunicarse con otras mascotas. Además, puede caerse su pelo por fala de grasitud.

Realiza baños rápidos

No te afanes dándoles baños largos, en esta época del año lo mejor son los ‘express’, ya que de esta manera le quitamos la suciedad más grande al animal y evitamos que se enferme. En verano si pueden estar más tiempo mojados y jugando con el agua.

Usa agua tibia

El agua tibia es la mejor ya que de esa manera evitamos que se enferme. Por ello, para la temporada de invierno es recomendable que calientes un poco el agua. De esta manera evitarás que tu perro tiemble y se asuste.

Báñalo dentro de casa

Aquí puedes utilizar la ducha, si es grande o mediano, como un labrador o un bóxer. Pero, si es pequeño, razas como chihuahua, salchicha o bulldog francés, puede ser en el lavadero, así evitarás que tenga frío y se enferme.

Sécalo muy bien

Un punto muy importante después del baño es secarlo bien. deja que se ‘escurra’ o ‘sacuda’ solo moviendo el cuerpo para todos lados y ayúdalo con una toalla. Además, te recomendamos que utilices un secador de pelo para secarlo por completo.

Elige un día soleado

Aunque el invierno se caracteriza por sus días grises y húmedos, el cambio de clima siempre nos sorprende, por lo que, si en esos días sale el sol, aprovecha en bañarlo y que luego repose sobre el sol.

Finalmente, si estos pasos te resultan complicado, tienes la opción de llevarlo a bañar a una clínica veterinaria o usar productos de limpieza en seco. ¡Lo mejor para el cuidado de tu mascota!

Te puede interesar

SÍGUENOS