Este es el peligro que esconden las mantas polares, nunca debes usarlos para abrigar a tu bebé

Si abrigas mucho a tu bebé y usas mantas polar ten cuidado, más aún si se trata de un recién nacido. Aquí te explicamos todo con mayor detalle.

Con la llegada del invierno muchas mamás suelen usar la manta polar para abrigar a sus pequeños, a veces parecen esquimales de tan cubiertos que están, pero esta práctica común es muy peligrosa para los bebés, más aún si se trata de recién nacidos.

TAMBIÉN LEE: Si tienes problemas para organizar biberones, esta es la solución que estabas esperando ¡Inténtalo!

Un grupo de matronas de Nueva Zelanda alertaron hace algún tiempo de los riesgos de tapar a los neonatos en cobertores de tela polar. La razón radica en el material con lo que estas mantas están hechas, su composición no permite que la piel de los menores respire adecuadamente.

La composición del material polar es sintética, se crean a base de bolsas y botellas de plástico reciclados que si bien es positivo para el cuidado del medio ambiente, esto no sería adecuado para el uso en bebés y peor aún en recién nacidos

Utilizarlos en bebés podría generar sobrecalentamiento y sudor en exceso, al estar húmedos sentirán frío y podrían contraer cualquier enfermedad respiratoria. En cualquiera de los mencionados casos podría causar la muerte repentina de los pequeños.

La recomendación es sencilla, se debe usar tejido más adecuados para los recién nacidos. Además, es mejor evitar cubrirlos en exceso, pues ellos sienten el mismo frío o calor que un adulto. En el caso de los recién nacidos, se debe utilizar solo una capa más que a los niños mayores.

NO DEJES DE LEER: ¡Atención mamis! Conoce las cuatro posiciones más prácticas para amantar

Si vas a cargar al bebé, también recuerda que al estar en contacto con el cuerpo de otra persona, esta genera calor, por lo tanto si los abrigan en exceso podrían elevar su temperatura corporal. Cuidémoslo responsablemente. 

Te puede interesar