Estudió administración, pero su amor por el café la incentivó a tener su propio negocio

El coronavirus hizo que muchos realicen un cambio en su vida.

A raíz de la pandemia, muchas personas debieron reinventarse con la finalidad de salir adelante durante estos tiempos difíciles, presentando diversos emprendimientos por redes sociales que les han permitido dar a conocer sus productos a un público más amplio.

Este es el caso de Stephanie Céspedes, administradora de profesión, que decidió crear “De Altura”, su propia marca de café peruano.

La joven tiene 31 años y como buena amante del café, decidió investigar durante la pandemia más a fondo sobre el consumo de este producto en nuestro país. Inició conversaciones con distintos cafetaleros y asociaciones peruanas, se dio cuenta que los mejores granos de café producidos dentro del país van directamente para exportación, por lo cual no son tan consumidos localmente.

El café es la segunda bebida más consumida después del agua, aproximadamente se beben 14 billones de tazas en el mundo. Dentro del marco internacional el café peruano es muy reconocido por su alta calidad y somos uno de los principales países productores de café en el mundo.

Sin embargo, dentro de nuestra región (América del sur) tenemos a Brasil y Colombia como los países que más beben café, se consumen por persona alrededor de 2kg al año, mientras que en Perú solo se consumen 350gr en un año. Es decir, el consumo interno es mínimo y algunos casos nunca han tomado un café peruano.

Este emprendimiento, el cual lo inició en agosto, tiene el objetivo de fomentar el consumo del café peruano entre los más jóvenes, ya que, según cuenta, son un público que está más abierto a probar nuevos sabores.  En estos meses, Stephanie ha podido vender su café a través de redes sociales.

“Estas herramientas digitales sobre todo las redes sociales han favorecido de una forma que definitivamente no esperaba, el interés de muchas personas por aprender sobre esta cultura de amantes del café es asombrosa y otras que son expertas comparten sus conocimientos”, comenta.

La joven comenta que es una mezcla de granos arábicos, con notas cítricas, base a chocolate y nueces, fondo maltoso de chancaca y café tostado.

“Si te gusta el chocolate, este café tiene una mezcla de sabores que te encantará. De momento manejamos una presentación de 250 gramos, la cual pueden adquirir a 22 soles”, destaca la emprendedora.

“Estoy en el proceso de crear la página web de mi empresa para llegar a un público más amplio. Mi sueño es posicionar la marca en el mercado interno consiguiendo presencia en todas las bodegas. También me gustaría exportar mi café para que puedan consumirlo en el extranjero. Estudié en Central Café un curso de gestión de calidad de cafés especiales, donde tuve la oportunidad de aprender cata, fundamentos de tueste, análisis físico para cafés especiales, evaluación sensorial, etc. Así mismo, estoy conectada con personas muy conocedoras de este producto como profesores de la SCCAA, catadores profesionales, organismos del estado y asisto a feria que me invitan y reúnen a empresas productoras y comercializadoras”, concluye.

Las bolsas contienen 250 gr. de café molido y tostado, listo para hacerlo pasar en la cafetera. Para contactarla pueden hacerlo a través de Facebook (De Altura Café), Instagram (de.altura.cafe) y al WhatsApp (991328988).

Te puede interesar