¡Abarrotadas! Playas de Acapulco lucen así luego de llegar a su límite hotelero

Pese a aumento de contagios de casos de coronavirus, llegaron más turistas de lo que "imaginaron" a Acapulco, según señaló gobernador.

Una situación impensada, en medio del descanso por la conmemoración de la Revolución Mexicana, las playas del paradisiaco destino de Acapulco se vieron abarrotadas de gente y al borde de sobrepasar el límite de ocupación hotelera permitido en la pandemia por COVID-19.

Héctor Astudillo Flores, Gobernador constitucional, señaló que este fin de semana largo, llegaron más turistas de lo que "imaginaron" a Acapulco, Zihuatanejo y Taxco.

"En este puente llegó un mayor número de visitantes de lo que imaginamos, en las carreteras hay muchos turistas que están llegando [...] hay mucha gente en las playas", manifestó el mandatario.

Así fue que, este domingo, se reportó un aforo del 46 por ciento de los cuartos de hoteles ocupados; mientras que la zona de mayor demanda, Diamante, registró un 49 por ciento.

Por su parte, Zihuatanejo y Taxco, otros destinos turísticos con alta afluencia de público, llegaron a un 46.7 y 45.5 por ciento de ocupación hotelera, respectivamente.

Coronavirus en México

¿Qué pasó con la distancia social? Vienen circulando en redes sociales diferentes imágenes y videos donde se puede evidenciar que no se respeta el metro de distancia. Todo esto ha causado revuelo ya que los casos de contagio venían incrementándose.

El gobernador, reclamó también que los turistas que llegan no cumplen con las medidas preventivas como el uso de la mascarilla y la distancia social.

Por su parte, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, explicó que luego de los fines de semana los casos se incrementan en Acapulco, por lo que se ha planteado la posibilidad de volver a cerrar las playas con la finalidad de salvar la temporada más importante del sector, el verano.

“La idea es no parar la actividad turística, hoy estamos en semáforo naranja y vamos a sostenernos otras semana más, pero la intención es no regresar al semáforo rojo porque sería catastrófico, eso representaría el cierre de empresas y de playas, despido de personal y la falta de ingresos para las familias”, señaló.

(Con información de El Universal)

Te puede interesar