¡Encuentra el equilibrio! Consejos para manejar la vida laboral con los estudios

El trabajar y estudiar ha significado un gran desafío a lo largo del tiempo, por el temor de asumir eficientemente ambas responsabilidades.

En el mundo competitivo en el que nos encontramos, estar continuamente aprendiendo nuevas metodologías y/o conocimientos se ha convertido en una necesidad para cada profesional, pues otorga mayores oportunidades, tanto de conseguir un mejor puesto de trabajo como de estar capacitados para emprender algún negocio.

Es por ello que, independientemente de lo que laboralmente cada persona se desempeñe, es importante darle un espacio a introducirse a la vida académica.

Sin embargo, el trabajar y estudiar ha significado un gran desafío a lo largo del tiempo, por el temor de asumir eficientemente ambas responsabilidades.

Y, considerando también que actualmente muchos tienen que asumir diversos roles dentro del hogar a consecuencia del teletrabajo, la Universidad Le Cordon Bleu está próxima a habilitar su carrera de Gastronomía y Gestión empresarial en horario nocturno, y brinda algunos consejos para ejecutivos que deseen equilibrar su vida laboral con sus estudios:

Organiza mejor tu tiempo: Ten en claro cuáles son tus prioridades y otórgale el tiempo necesario a ellas mediante una adecuada planificación. Puedes manejar una agenda que ayude a recordar fechas de entrega de trabajos y supervisiones laborales.

Elige adecuadamente lo que estudiarás: Antes de matricularte, investiga y revisa los contenidos que te brindarán los estudios de tu interés; y asócialos a tus metas a corto y mediano plazo, de manera que estos puedan coincidir. Asimismo, durante los estudios, el estar constantemente recordándolas podrán motivarte a perseverar.

Comunica en ambas partes: Es pertinente dar a conocer a las autoridades, tanto del centro de estudios como de trabajo, las labores que realizas; pues llevarlas a cabo demanda una mayor exigencia, pondrá en evidencia tu esfuerzo y podrán brindarte apoyo en la medida de lo posible. Asimismo, se percibirá y valorará la importancia que le otorgas al constantemente estar creciendo como profesional y persona.

Rodéate de las personas correctas: Dedícale tiempo a relacionarte con tu entorno, comparte experiencias y crea vínculos que puedan ayudarte y motivarte a seguir adelante. Ello puede ser considerado un espacio para networking y estará incrementando tu red de contactos.

Sé asertivo: Práctica la habilidad de dar a conocer tus opiniones y poner en práctica tu experiencia mediante tus intervenciones. Tanto en el trabajo como en el centro de estudios y/o diversos canales digitales.

Te puede interesar