Pareja de novios que se casa con jean y zapatillas deja conmovedor mensaje

Los novios dejaron atrás el tradicional vestido y smoking de bodas, demostrando que no es necesario ‘echar la casa por la ventana’.

Hablar de boda, es sinónimo de un pomposo vestido y una lujosa fiesta para celebrar la unión. La vestimenta tanto de los novios como la de los invitados es fundamental para muchos a excepción de Rebecca y Glen Maxwell, ellos decidieron destacar su amor sobre esos "formalismos". 

Vestido por polo blanco Bride, jean y zapatillas (novia), él, una polera negra que decía Groom (novio), jeans y tenis, la pareja determinó evitar todos los dilemas que surgen al planear una gran boda y simplemente disfrutar el día de su unión al lado de Eleanor, su hija de nueve meses, sus familiares y amigos.

Originarios de Northumberland, un condado entre la frontera de Escocia e Inglaterra, los novios iniciaron a planear la gran ceremonia una vez comprometidos en 2016. Lo tradicional para la ocasión era un extravagante vestido para la novia y una falda escocesa para él.

Quizá estás pensando que esta decisión fue tomada porque la novia no contaba con un vestido, pero Rebecca tenía uno comprado.

Los tórtolos pasaron horas mirando en Pinterest vestidos, pasteles y decoraciones para su boda: "incluso había comprado un vestido de novia, pero después de tener a Eleanor fui a probármelo nuevamente y terminé llorando. Simplemente no era lo que quería en absoluto"

Los novios pasaron meses organizando su soñada boda, sin embargo, cayeron en cuenta que estaban perdiendo lo primordial, la esencia de su unión por la presión de la ceremonia. Luego de los ajetreos por la organización, Rebecca (26 años) y Glen (30 años) sintieron que habían perdido de vista por qué se iban a casar en primer lugar, así que definieron hacer las cosas a su manera y no preocuparse por lo superficial.

Las bodas no sólo suponen un cansancio emocional si no que además, un gasto exorbitante. En Reino Unido una boda promedio cuesta alrededor de 30 mil 400 libras -unos 37 mil 500 dólares-, por lo que luego de analizar todo lo que se podrían ahorrar, Glen hizo un comentario “impertinente” que a su novia le encantó, así que definieron casarse vistiendo camisetas y jeans y pedirles a sus invitados que se vistieran igual: "Podríamos casarnos con jeans y camisetas y todavía te amaría".

La pareja publicó las fotografías del día de su boda donde orgullosos posan para las tomas en compañía de todos sus seres queridos demostrando una sola cosa: su verdadero amor.

Te puede interesar