Aprender a preparar unos exquisitos picarones de quinua con miel de maracuyá

Disfruta de la exquisita fusión del tradicional picarón con nuestro principal cereal andino, la quinua.

Delicioso y nutritivo. Deleita el paladar de todos en casa con esta exquisita fusión culinaria que recoge lo mejor del tradicional postre limeño con la quinua.

Este cereal es ideal para nuestra salud, puede minimizar los niveles de azúcar y bajar el colesterol, además, ofrece mayor saciedad en el estómago por mucho más tiempo (ideal para las personas que desean perder unos kilitos demás).

Pero eso no es todo, te dejamos también el acompañamiento ideal del postre: miel de maracuyá para darle un toque especial al paladar. Disfruta.

En las siguientes líneas te enseñamos la manera más sencilla de preparar unos deliciosos picarones de quinua con miel de maracuyá. Atenta y toma nota.

Ingredientes:

Para los picarones con quinua

1 kilo de harina sin preparar

100 gramos de zapallo tipo macre

100 gramos de papa amarilla

100 gramos de camote amarillo

100 gramos de quinua blanca

150 gramos de azúcar blanca

50 gramos de levadura fresca o 10 gramos de levadura seca activa

1 pizca de sal

1 cucharada de granos de anís

1 cucharada de esencia vainilla

2 litros de aceite vegetal

Para la miel de maracuyá

2 tazas de agua

1/2 kilo de azúcar rubia o morena

1 bola de chancaca (aproximadamente 450 gramos)

1 cucharada de granos de anís

1 rama de canela

10 unidades de clavo de olor

1 unidad de maracuyá grande

Preparación

Para los picarones con quinua

1. Lava la Quinua unas 5 veces, para eliminar la toxina natural que contiene y que le da un sabor amargo si no la lavamos. Luego cocínala en 2 tazas de agua por aproximadamente 15 minutos. Una vez lista, deja enfriar.

2. Pela el zapallo, camote y papa amarilla, córtalos en cubos y sancóchalos en 3 tazas de agua junto con la rama de canela, los granos de Anís y los Clavos de Olor. Cuando estén cocidos, retira los clavos de olor y coloca las verduras en el tazón.

3. Ahora vamos a fermentar la levadura, para ello, pon en un recipiente de vidrio el líquido sobrante de la cocción de verduras (que esté caliente), añade el azúcar y deja reposar tapado por unos 5 minutos para que fermente.

4. Mientras tanto, coloca la cocción de verduras en el tazón y hazlos puré con la ayuda de un tenedor o batidor de mano, luego incorpora la quinua y mezcla bien. Añade la vainilla, la levadura fermentada y una pizca de sal, deja reposar unos 5 minutos.

5. Agrega la mitad de la harina revolviendo bien para unir los ingredientes, deja reposar 5 minutos antes de echar el resto de la harina. Continuar mezclando hasta que se forme una masa de apariencia pegajosa. Si tu mezcla está muy líquida, puedes incorporar un poco más de harina pero con mucho cuidado y revolviendo muy fuerte para integrar la harina a la masa. El producto final es una masa con apariencia pegajosa, pero que se desprende de los dedos.

6. Cubre la mezcla con el papel film o bolsa de plástico y déjala reposar por unas 2 a 3 horas para que crezca.

7. Mientras esperamos la masa podemos ir preparando la miel de maracuyá (instrucciones líneas abajo).

8. Pasadas las 2 horas, nos preparamos para freír nuestros picarones, acomoda cerca a ti y la cocina, el tazón con la masa, una taza con agua fría, una fuente con papel toalla o servilletas y los palitos chinos.

9. Coloca el aceite en la sartén y ponlo a calentar en fuego alto, aproximadamente 2 minutos, luego baja el fuego y comienza a freír.

10. Para freír los picarones, primero moja tus dedos en la taza con agua, coge un poco de masa y forma un aro con tus dedos, ponlo en el aceite, si notas que no se forma bien el orificio en el centro, puedes ayudarte con los palitos para formarlo. Repite el proceso unas 3 veces o más, depende del tamaño de la sartén. Lo ideal es freír 1 o 2 porciones a la vez (4 picarones por porción).

11. Casi de inmediato los picarones flotaran a la superficie, en cuanto se pongan dorados retíralos de la sartén con la ayuda de los palitos y colócalos en la fuente para absorber el exceso de grasa, solo por medio minuto, debes servirlos de inmediato, bañando con la miel de maracuyá o colocando en la mesa un recipiente con la miel para que cada comensal la eche a su gusto.

12. Repite la operación las veces que sean necesarias hasta acabar con la masa. Lo importante es hacerlo rápido para evitar que el aceite se queme.

Para la miel de maracuyá

1. Licua el contenido del maracuyá y cuela el residuo de las pepitas.

2. En una olla coloca las 2 tazas de agua, cuando rompa el hervor añade el azúcar y la chancaca, deja cocer por 30 minutos, revolviendo hasta que se disuelvan.

3. Añade los granos de anís, la canela y los clavos de olor, cocer por 5 minutos más y retira del fuego.

4. Echa el jugo de maracuyá y deja reposar por unos 15 minutos. Cuela para quedarte solo con el líquido y ponlo en una jarrita de vidrio para facilitar servirlo.

(Receta/comidasperuanas.net)

Te puede interesar