Nevera tips: Organiza y conserva los alimentos correctamente

Cuidar de los alimentos es el primer paso para que tus comidas tengan el aspecto y calidad que requieres.

Una de las cosas que más cuesta aprender al vivir solas o comprar un electrodoméstico nuevo tan importante para el almacenamiento de los alimentos como la refrigeradora o nevera es que a veces no sabemos cómo usarla de manera tal que saquemos el mayor provecho de su función.

Lo cierto es que una organización ideal y correcta es tan importante como la elección de los alimentos.

No servirá de mucho si compramos alimentos de calidad si no sabemos cómo guardarlos de la manera correcta; además, el aprender a usar y saber almacenar nuestros alimentos hará que se conserven mejor.

Mira cómo optimizar espacios y organizar de manera efectiva.

Temperatura ideal

Antes de almacenar los alimentos debes definir la temperatura de 5°C y el congelador a unos -18°C.

Durante los meses más calurosos del año, en verano, se recomienda bajar dos grados la temperatura del frigorífico, de esta forma, la conservación de los alimentos será más efectiva.

Colocar los alimentos según tipología

Carne, pollo y pescado

Lo ideal es conservarlos en su envase original o colocarlos en un recibiente hermético, en la zona más fría de la nevera, que está en la parte baja, sobre los cajones de verduras y frutas.

De esta forma evitarás que el líquido se derrame por la nevera, creando contaminaciones cruzadas.

En cuanto al pescado, de preferencia consérvalo sin las vísceras, por este motivo pide que te lo limpien en la pescadería o hazlo antes de colocarlo en la refrigeradora.

Tiempo y temperatura de conservación ideal

Carne fresca en los frigoríficos a unos 4°C: de 2 – 4 días

Carne picada fresca a unos 4°C: consumir antes de 24h

Pescado fresco: de 24 a 48 horas en la nevera, sin vísceras y cubierto para evitar trasmisión de su olor a los demás alimentos.

Frutas y verduras

Antes de guardarlas en la refrigeradora, sácalas de las bolsas, lávalas y guárdalas sin redecillas y en cajones separados.

La fruta desprende gas etileno que puede provocar que las verduras se estropeen antes de tiempo.

La temperatura ideal de conservación es de unos 8°C, por lo que se recomienda colocarlos en la parte baja de la nevera.  

Huevos

Se pueden conservar bien entre dos y cinco semanas, aunque siempre es apropiado verificar su fecha de caducidad impresa.

Evita lavarlos pues esto hace que penetren los gérmenes en el interior. Bastará con pasarles un paño seco.

En el caso de los alimentos que contengan huevos, deberán ser conservados entre 4° y 8°C y consumir antes de las 24 horas.

Lácteos

Guárdalos preferiblemente en el fondo de la nevera a una temperatura entre 5 y 10°C.

Para los lácteos frescos, quesos y yogures deberían colocarse en zonas más frías, entre 4 y 6°C, mientras que los bricks o cajas de leche pasteurizada, los puedes colocar en la puerta que es el espacio más frío de la refri.

Procura que los alimentos queden cerrados para evitar que absorban olores de otros alimentos.

Conservas y alimentos no perecederos

Puedes guardarlos en la alacena, pero cuando ya estén abiertos los tarros de salsa, atún, leche, entre otros, deberás almacenarlos en el interior del refri.

También puedes traspasarlos a un recipiente hermético u consumirlo en máximo 3 días.

Organizar alimentos cocinados y sobras en el frigorífico

Lo primero es guardarlos en recipientes cerrados y de referencia trasparentes para saber identificar cuál es su contenido interior y colócalos en estantes superiores o medios del frigorífico.

No guardes alimentos o restos calientes de comida en la nevera.

Congelador

Etiqueta los alimentos que guardes en el congelador, con la fecha y el contenido.

Te conviene revisar cada cierto tiempo la caducidad de los alimentos. Coloca encima aquello que estás a punto de consumir y así evitar desperdicios.

Congela las raciones individuales necesarias y utiliza bolsas o recipientes herméticos para evitar que los alimentos no se deshidraten.

Con estos tips de cocina y organización podrás optimizar espacios y guardar mejor tus alimentos sin errores de contaminación o mala conservación.

Te puede interesar

SÍGUENOS