Correr de nuevo: cómo volver a entrenar tras un descanso

Una pausa no es motivo de abandono de un deporte sobre todo si es parte de tu estilo de vida.

Casi todo runner ha experimentado esta circunstancia en la que ha tenido que hacer una pausa por motivo de lesión, falta de motivación, embarazo o alguna enfermedad.

Lo importante está en saber cómo entrenar después de un descanso largo de forma segura y luego mantenerse activos para volver a reengancharse a la rutina fitness.

¿Qué le pasa al cuerpo cuando te tomas un descanso?

No importa mucho si tu “break” fue por motivos de pereza, lesión, fatiga, etc. La manera en que el cuerpo reacciona es la misma. El volumen de sangre y lactato disminuyen después de un tiempo.

Lo bueno y algo que debes tener en consideración es que en tanto más entrenes antes del descanso o pausa, más rápido te volverás a adaptar a tu rutina.

Si eres principiante será mucho más difícil volver a entrenar que para un runner que haya estado en actividad durante años.

Volver a correr tras un descanso

Un dato para recordar es que el cuerpo recuerda tu pasión por entrenar. Puede sonar increíble, pero en cuanto empieces a correr de nuevo todo se volverá familiar. La memoria muscular es una función del cuerpo que resulta fascinante.

Psicológicamente es mucho más fácil volver a algo que nos resulta familiar o que hayamos hecho antes en lugar de empezar a practicar un deporte nuevo, por ejemplo.

La mentalidad es todo

Si tuviste un problema por cual tuviste que pausar tu entrenamiento como una lesión u otro problema físico, no te frustres. Si te vienes abajo antes de una maratón por un problema físico, por ejemplo, lo peor que puedes hacer es quedarte en casa como si estuvieras paralizada.

No por un problema de una extremidad o un miembro de tu cuerpo tienes que detenerte.

Mira en los problemas una solución y aprovecha el tiempo que estarás en casa para pasar más tiempo con tu familia o amigos y para explorar nuevas actividades o aquellas para las que no tenías tiempo como natación o ciclismo.

La idea es beneficiarte de la situación, aunque no parezca que lo valga.

Perder la motivación

Si estuviste inactivo o has bajado el ritmo hace unas semanas o incluso meses toma una determinación para cambiar el ánimo y retarte.

Puedes apuntarte a una carrera 5k o a algún evento para el que tengas que entrenar. Así te motivarás y tendrás un objetivo para el cual debas enfocarte y poner todo de tu parte para volver al juego con todo el power.

La unión hace la fuerza

Para complementar la idea de volver a entrenar a partir de un nuevo objetivo que puede ser una carrera 5k, también considera no hacerlo sola. Un buen método para estar con la mente en el juego es que entrenes con amigos o te unas a un grupo de running.

Correr en grupo puede ser divertido y te ayudará a que te comprometas más en tu recuperación y tu regreso al 100% a este deporte. Por último, no olvides que las cosas no siempre irán a la perfección.

Sé paciente y dejar que sea el tiempo y la constancia tu guía para que puedas superar este proceso que solo te fortalecerá más.

Te puede interesar