¡Cocina práctica! 3 recetas de almuerzos y cenas con 3 ingredientes

Lleva la practicidad a la cocina con estas recetas fáciles y de pocos ingredientes.

Si el estilo de vida caótico te tiene postergando tu primera incursión en la cocina o si ya no encuentras tiempo para hacerte algo nuevo y rico para ti misma, no desistas.

Cocinar puede ser complicado si no tenemos una buena guía o referencias que nos ayuden a preparar de manera simple y práctica nuestros primeros platillos.

Si este ha sido un problema para ti, estas recetas podrían ser una buena solución o apoyo para empezar a practicar este arte culinario. 

Mira las opciones, los ingredientes y los pasos y te darás cuenta lo práctica y sencilla que puede ser una receta de platos de fondo. ¡Manos a la obra!

Chile fácil de 3 ingredientes

¿Qué necesito?

- 1 libra de carne molida cocida y escurrida

- 1 lata de chili frijoles sin escurrir

- 1 lata de tomates cortados en cubitos listos para chili

¿Cómo lo hago?

1. Mezcle la carne, los frijoles y los tomates en una olla grande, deje hervir y luego cocine a fuego lento durante unos 30 minutos.

2. También puede combinar en una olla de barro y cocinar a fuego lento durante 4-6 horas.

3. Disfrute cubierto con queso y crema agria.

Pollo al ajo y limón en olla de cocción lenta

¿Qué necesito?

- 4 limones

- 2-3 cabezas de ajo

- 1 pollo entero 4 a 5 libras

- Romero fresco o cualquier hierba fresca.

- Sazonador de carne para todo uso o sal y pimienta.

¿Cómo lo hago?

1. Corte las cabezas de ajo y los limones por la mitad y póngalos en el fondo de la olla de cocción lenta.

2. Cortar los fondos de los limones para que queden planos.

3. Añadir una ramita de romero, o cualquier hierba.

4. Retire el interior del pollo, enjuague el pollo y seque.

5. Sazone el pollo bien, por dentro y por fuera, con aderezo de filetes de uso múltiple o sal y pimienta.

6. Coloque el pollo sobre el ajo y las rodajas de limón y rellene el pollo con una cabeza de ajo cortada por la mitad y un limón cortado en cuartos.

7. Cubra la parte superior del pollo con rodajas de limón adicionales y romero.

8. Gire la olla a fuego lento y cocine durante aproximadamente 4 horas, o hasta que el pollo alcance 165 grados.

9. Los tiempos de cocción de la olla de cocción lenta varían.

Importante: Use un termómetro para carne para verificar si está listo.

10. Cuando el pollo haya alcanzado 165, apague la olla de cocción lenta y déjela reposar durante unos 15 minutos.

11. Retirar de la olla de cocción lenta, tallar y servir. El líquido de la olla de cocción lenta se puede colar y servir sobre el pollo.

Churrasco a la plancha con salsa de maíz poblano

Porciones: 4

¿Qué necesito?

- 2 mazorcas de maíz, sin cáscara

- 1 chile poblano grande

- 1/4 taza de aceite de oliva virgen extra, y más para asar

- Sal

- Pimienta recién molida

- 1 3/4 libras de filete de falda, cortado en trozos de 5 pulgadas

¿Cómo lo hago?

1. Encienda una parrilla o precaliente una sartén. Frote el maíz y el poblano ligeramente con aceite y ase a fuego fuerte, hasta que el maíz esté ligeramente dorado y el poblano esté ligeramente chamuscado pero firme, aproximadamente 3 minutos.

2. Pela y quita el corazón del poblano, luego córtalo finamente. Cortar los granos de las mazorcas de maíz. Transferir la mitad del poblano y el maíz a una licuadora. Agregue 2 cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharadas de agua y haga puré en una salsa gruesa. Condimentar con sal y pimienta.

3. En un tazón pequeño, mezcle los granos de maíz y poblanos restantes con las 2 cucharadas de aceite restantes y sazone con sal y pimienta.

4. Frote los filetes con aceite y sazone generosamente con sal y pimienta. Asa los filetes a fuego alto, dándoles vuelta una o dos veces, hasta que estén ligeramente carbonizados, aproximadamente 6 minutos.

5. Transfiera los bistecs a una tabla de cortar y deje reposar durante 5 minutos antes de rebanarlos por el grano. Vierta la salsa en platos y cúbralo con el bistec. Vierta la salsa sobre la carne y sirva de inmediato.

Con estás recetas prácticas y de 3 ingredientes ya no puedes volver a poner una excusa ara no hacer algo nuevo y apetitoso para tus almuerzos o cenas. ¡Úsalas! 

Te puede interesar

SÍGUENOS