¿Viajera o turista? Conoce las diferencias o elige cuál quieres ser

Similitudes o diferencias entre dos tipos de viajeras que a veces dependen de una sola decisión.

No existe una definición específica que haga un parteaguas entre ambas descripciones para una persona que viaja. Sin embargo, ciertos detalles y decisiones que se toman antes y durante el viaje hacen una gran diferencia entre ambas personas.

Lo cierto es que ambas son parte de lo mismo y pueda que durante el viaje podamos adquirir actitudes propias más de uno que de otro o viceversa.

Hay que destacar que estos dos roles son intercambiables y ninguno es mejor que otro o bueno o malo. Es una cuestión personal y no debería generar etiquetas negativas, aunque a las personas les encante catalogar las diferencias.

Si se trata de encontrar diferencias en las actitudes entre lo uno o lo otro deberíamos tomar en cuenta que estas no solo dependen de las cosas que hagamos durante el viaje como tomar fotos, planear de más o ir de viaje sin esto.

Lo desconocido

La primera cosa en destacar en una viajera es la actitud de ir hacia los límites de lo desconocido. La turista está ahí observando lo que sucede a su alrededor.

Ve asombrada las diferencias culturales en los lugares que visita, pero difícilmente será una participante más.

Los recuerdos

Aquí algo simple que puedes notar entre estos dos personajes es su manera de llevarse un recuerdo o experiencia.

La turista probablemente vaya a mostrarte una foto al volver de un viaje con la imagen de un platillo que vio o quizás probó. La viajera haría lo mismo pero lo más probable sería que te muestre una selfie de ella comiendo ese platillo raro, delicioso o picante que muestra su experiencia mientras lo prueba.

Esto no significa que esa selfie vaya definir quién eres. El mirar y no actuar si lo hace.

Ahora algo a tomar en cuenta es que una puede ser ambas en distintas ocasiones o comenzar siendo más turista que viajera. Y así con el tiempo ser una más que otra.

Acontecimiento o estilo de vida

Para una turista el viaje suele ser parte de un periodo de tiempo específico con un comienzo y fin planeados No es una forma de vivir, sino solo una manera de conocer y experimentar algo distinto por un periodo corto antes de volver a su rutina.

Por el contrario, una viajera considera que, aunque no se encuentre viajando sabe que es parte de su vida. No importa el momento o lugar o si sale de la ciudad.

Si viajara lejos, sabe que la volver a la ciudad donde vive sería parte del mismo viaje porque eventualmente saldría con otro destino.

Planeación o Vida

Una turista al viajar observará las otras realidades como si tuviera una lupa o como si estuviera tras un cristal cual museo o zoológico. Ver de esa forma las diferencias le ayudarán a entender y ver un poco más allá de lo habitual.

Por el lado de la viajera, está el entendimiento de que lo que se piensa contrastante realmente no lo es. Sean religiones, ideologías, gastronomía, entre otras cosas para una mirada viajera la esencia de las personas es la misma.

Si vas como turista tu mirada y aprendizaje en el viaje irán buscando entre las diferencias y lugares distintos y nuevos, tu propio camino, a la vez que intentas poder comprender cómo avanzar en un idioma que no entiendes.

Como viajera aceptarás todos los ‘contrastes’ como algo normal o parte de, y continuarás sorprendiéndote de que entre esas diferencias las personas comparten similitudes más grandes así vivan alejadas por largas distancias.

Seas turista o viajera no dejes de sorprenderte y notar esas pequeñas diferencias en las cosas pues eso también nos ayuda a reconocer las realidades que existen en el mundo y  crecer.

Y si tu mirada suele ser más rápida, detente un poco trata de percibir que la vida en sí misma es un viaje.

Te puede interesar