Perros de departamento

Consejos para tener un amigo peludo en espacios reducidos.

Muchas soñamos con poder disfrutar del cariño, la lealtad y la compañía de un perro; pero descartamos la idea porque vivimos en un departamento.

Sin embargo, es posible si nos organizamos y tomamos las medidas adecuadas. Si quieres dar el paso, ten en cuenta las siguientes recomendaciones: 

1.Escoge el tipo de perro adecuado

Las características físicas y de personalidad son importantes para la adaptación del perro a tu hogar. Ten en cuenta que hay algunos que requieren más espacio o cuyo temperamento los hace más adecuados para el aire libre, por lo que  no la pasarían bien en lugares cerrados.

2.Prepara tu departamento

Si vas a adoptar un perro, sea cual sea, debes saber que las cosas no serán iguales en casa. Procura no tener adornos inestables que puedan traer abajo, plantas que puedan mordisquear o muebles delicados sin protección.

Asimismo, deberás asegurar las ventanas para evitar accidentes. Si tienes alfombras que aprecias mucho, es mejor que las guardes hasta que haya aprendido a "ir al baño".

3.Establece un espacio solo para él

Es recomendable tener un espacio exclusivo para tu perro, pues lo ayudará a sentirse más seguro. Debe tener una cama cómoda, mantita en invierno, sus juguetes favoritos, agua (de forma permanente) y su plato de comida cerca. Revisa que siempre esté limpio.

4.Marca una rutina

Los canes son animales de hábitos, así que debes establecer horarios para todo: juego, paseos, momento de dormir y, sobre todo, para "ir al baño".

Eso evitará la ansiedad en él y te ahorrará  tener que limpiar residuos no deseados en casa. Puedes también acostumbrarlo a hacer sus necesidades en un espacio ventilado y bien acondicionado dentro de la casa.

5.Piensa en tus vecinos

Para evitar malos momentos, asegúrate de que el edificio admite mascotas.

Luego, enséñale a tener hábitos que favorezcan la convivencia: que se comporte bien en las noches y cuando no estamos en casa. Con juegos y mucha actividad física, estarán felices y evitarás que ladren o molesten en horarios inadecuados.

6.Ten paciencia

Los perros suelen ser muy obedientes, sin embargo, cuando son cachorros aprenden mediante la repetición y poco a poco. Con amor y dedicación notarás que puedes criar un peludo muy educado.

Recuerda:

Tener un perro requiere responsabilidad y mucha atención de nosotros, así que si eres de las personas que nunca están en casa, es mejor no adoptar uno, pues no es recomendable dejarlos solos por periodos prolongados.

Además, si no estás dispuesta a pasearlo, bañarlo, vigilar su ciclo reproductivo, brindarle todos los cuidados y llevarlo al veterinario regularmente y ante imprevistos (enfermedades, indigestiones, etc.) , es mejor que dejes la idea para otra etapa de tu vida.Criar un cachorro es una de las experiencias más bonitas y tiernas que hay, pero debemos asegurarnos de que la convivencia sea feliz para todos.

ADOPTA

En nuestro país existen muchos albergues en los que se rescatan perritos y gatos que se quedaron sin hogar (puedes encontrarlos en Facebook y otras redes sociales).

Adoptar es una buena alternativa a la compra, pues, además de ahorrar,  salvarás una vida, permitirás abrir un espacio para otra mascota en el albergue y contribuirás a disminuir el tráfico de mascotas.

Ten en cuenta, además, que si bien hay muchos criadores concientes y cuidadosos, existen también vendedores inescrupulosos que no se preocupan por la salud de los animales.

 

Te puede interesar

SÍGUENOS