Mauricio Diez Canseco confiesa que la pandemia lo deprimió: "Mi hija me rescató"

Mauricio Diez Canseco agradeció a su hija Camila por ser su soporte en momentos difíciles tras la pandemia.

Mauricio Diez Canseco, quien se quedó en varado en Cuba tras el Estado de Emergencia a causa del coronavirus, confesó que la situación lo deprimió, pero fue su hija Camilia quien lo salvó.

A través de su cuenta de Instagram, el empresario agradeció a Camila Diez Canseco por haber sido su soporte durante estos momentos difíciles, tanto para él como para la cadena Rústica.

“En medio de esta noche tan oscura, mi propia sangre vino al rescate. La luz de mi hija Camila me dio una esperanza. Me abrió los ojos y me hijo ver la grandeza de la familia Rústica, de ese gran equipo (…). Nadie sabe lo que puede venir, pero hoy estoy más seguro que nunca que la gran familia Rústica va a sobrevivir y seguir adelante”, se le escucha decir a Mauricio Diez Canseco en un nuevo video de reflexión que subió en su cuenta oficial de Facebook.

Mauricio contó que su hija de 22 años fue quien lo motivó a reinventarse como persona y en el negocio familiar para seguir contando con la mano de obra de sus colaboradores.

“Un día de un momento a otro el mundo se detuvo (…) No sabemos sí el mundo volverá a ser igual, pero hoy sentimos en el alma el dolor por aquellos que se fueron. Nosotros también sentimos el golpe, pero desde el primer momento tomamos el valor de sobrevivir”, señaló.

Como se recuerda, Camila Diez Canseco se encarga actualmente de administrar los Rústica markets, que cada semana ayuda donando productos a los comedores populares. 

Además, ayuda a impulsar nuevamente los restaurantes, donde también ofrecerán shows gratuitos con los cómicos Melcochita, Bettina Oneto, Manolo Rojas y Miguel Barraza.

Te puede interesar

SÍGUENOS