Jimmy Santi revela que tuvo coronavirus y que no tuvo ayuda del Minsa

Jimmy Santi confiesa que llamó a la línea 113 pero jamás lo apoyaron.

El cantante Jimmy Santi acaba de confesar que tuvo coronavirus (Covid-19) pero que se recuperó gracias a las recomendaciones de un médico, ya que jamás tuvo respuesta cuando llamó a la línea 113.

En conversación con Radio Capital, el artista mencionó que tomó muchos remedios naturales para poder cuidarse del covid, pero los síntomas empezaron hace algunas semanas cuando regresó a su casa del supermercado.

“Cuando empezó el maldecido coronavirus, yo comencé a hacer lo que me acordé de mi abuelo y mi mamá. (Empecé a) hacer gárgaras de mañana, de noche, a comer ajos, cebollas, y me lo pasaba porque el coronavirus es como un animalito envuelto en grasa (...). Un biólogo también me dijo sí, muy bueno, porque al hacer la gárgara caliente y pasártela, lo calateas al virus”, mencionó el intérprete de ‘Chin Chin’.

Santi explica que empezó a tener ‘un dolor de cabeza’ y el cuerpo pesado, pero tomó un paracetamol y así los malestares iban pasando.

“Tenía una señora venezolana que me ayudaba, no podía ni caminar. Al otro día, ella me llevó a la cama mi jugo de naranja con papaya y cuando lo pruebo no tenía sabor. Ahí me espanté. Comencé a oler cosas y nada, ni perfumes olía”, añadió.

Jimmy Santi indicó que llamó al 113 para que lo ayuden, pero jamás obtuvo alguna respuesta. Explica que se curó en 15 días gracias al médico que le recomendó un amigo suyo.

“No me hicieron caso, les dije mi edad y todo. Nunca vinieron a hisoparme. Pero (un amigo) me recomendó un amigo suyo que es médico y hablé con el doctor. Me preguntó ‘cuáles son tus síntomas’. (Le dije) dolor de cabeza, descomposición del cuerpo y me dijo ‘bueno, eso me suena al virus’. Le conté lo que he contado aquí, que había estado haciendo el preventivo del ajo y la cebolla, y entonces me dijo: parece (que el virus) quedó ahí molestando”, comentó Jimmy Santi.

El artista también narró que las pastillas que compró era muy caras y que las farmacias estaban abusando de los clientes.

“A mí me molesta ver que el presidente no tenga eso que pone la gallina, para ir y decomisar esos que venden el balón (de oxígeno) a tres mil soles. Por favor, traficantes de la muerte”, comenta.

Pero Jimmy Santi explica que agradece a Dios porque “segunda vez que se me concede la chance de vivir porque en el 2002 yo tuve cáncer al hígado. Ahora, me salvé del coronavirus”, finalizó.

Te puede interesar