El invierno es la época del año  donde las temperaturas bajan y el cuerpo nota un descenso térmico, generando el deseo de consumir alimentos que nos proporcionen energía, para conseguir elevar la temperatura corporal, este es el porqué de las ganas de comer alimentos energéticos, como los dulces, pasteles, frituras, etc.; por lo que luego del invierno nos sentimos culpables de esos kilos de más, señaló Alex Pinillos, deportólogo del Club Médico Deportivo Bodytech.

Por ello, a continuación le recomendamos algunos tips para no  engordar en invierno:

- Las sopas y cremas, son muy buenas, ya que causan sensación de saciedad y cae muy bien en las noches.  

- Las infusiones, mates, líquidos tibios, ayudan a mantener nuestra temperatura corporal y también producen sensación de saciedad si son consumidos antes, durante y después de cada comida.

- Comer 5 comidas al día, las que son: Desayuno, Media mañana (una fruta), Almuerzo, Merienda (1 vaso de yogurt) y la Cena.

- Evitar mezclar en el mismo plato dos carbohidratos, es decir si hay arroz ya no comer ni papa, ni camote, ni yuca, ni fideos; así sobrecargamos de energía al cuerpo.

- Consumir alimentos ricos en vitamina A, debido a que son ricos en carotenos, un antioxidante natural que funciona como un excelente protector de la piel, ya que  durante el frío la piel y los labios se resecan al igual que las mucosidades como las de la nariz. La vitamina A proporciona protección a la piel para que no se reseque ni sufra algún cambio de textura por el frío.

- Consumir alimentos que contengan vitamina C, esta vitamina es un excelente antioxidante, ayuda al fortalecimiento del sistema inmunológico, evitando así los procesos alérgicos, las enfermedades respiratorias, gripes, resfríos, etc. que se da con mayor incidencia en el invierno. 

Para combatir el frío es muy importante, tener un balance entre una alimentación adecuada y los ejercicios físicos.   

Te puede interesar

SÍGUENOS