¿Quemaste tu cabello con la plancha? Conoce cómo puedes salvarlo

El cuidado del cabello es importante antes, durante y después de alisar cada porción. 

Hay grados de daño. Uno de los principales problemas que tenemos cuando alisamos el cabello es que no queda igual con el pasar de los días. Este tiende a ponerse seco y presenta una decoloración leve producto del calor que le aplicamos.

Muchas de nosotras usamos planchas para el cabello con graduación, la cual usamos incorrectamente. Para tener un cabello hermoso y perfecto elegimos la potencia más fuerte. Sí, obtenemos un resultado que nos mantiene contentas, pero dañamos terriblemente nuestra cabellera.

Los cuidados del cabello antes y después del uso de planchas son importantes. La aplicación de aceites naturales y elaborar mascarillas elaboradas de productos orgánicos son la mejor alternativa. Pero, ¿qué pasa cuando no funcionan?

Lo primero que debemos hacer es acercarnos a un especialista. Quizás lo primero que pasa por tu cabeza es que intentará cortar todo lo quemado, porque ese es el negocio de los salones de belleza. Debes alejarte de esa idea. Ellos son los expertos y te ayudarán a analizar tu cabello y a darle la solución efectiva.

Si después de probar todo no sientes que hayan cambios, lo recomendable es apostar por un corte de cabello según tu tipo de rostro. Siempre es una buena idea apostar por un cambio de look. Nos veremos diferente y sentiremos que lo estamos curando de a pocos.

Para las chicas que quieren tener un cabello sin frizz y ondas, puedes apostar por un laceado. Hay de muchos tipos y con diferentes componentes. Antes de elegir uno debes de reconocer la condición que tiene y si puede resistir uno de estos procedimientos.

Te puede interesar