Pasión de Gavilanes: Mario Cimarro sorprende todos con su aspecto físico a los 46 años [FOTOS]

Mario Cimarro, actor que protagonizó la recordada novela pasión de gavilanes, llegó a los 46 años, si así como lo leíste, ya los cumplió pero la apariencia que luce no muestra su edad para nada.

Si por alguna razón hubiera una persona que dijera que no conoce la telenovela Pasión de Gavilanes, lo más probable es que nadie bajo ningún motivo se lo pueda creer, y es que estamos hablando de un contenido televisivo colombiano que es considerado un éxito a nivel mundial, líder de audiencias en países como Venezuela, Chile, China, España, Rusia, Perú y Polonia. Este programa ha logrado recreaciones en distintos países alrededor del mundo.

LEE TAMBIÉN:Conoce cuál es el terrible secreto que esconden las telenovelas turcas

Si recuerdas esta telenovela, sin duda alguna recordarás a las personas que la protagonizaron, entonces estamos muy seguros de que Mario Cimarro es uno de los actores que jamás olvidarías, este galán interpretaba a Juan Reyes Guerrero quien era el eterno amor de Norma Elizondo.

El reconocido Actor llegó a los 46 años de edad y sigue siendo el mismo, ¿Cómo lo hace? Pues no lo sabemos, pero aparentemente hay personas que tienen mejor genética que otras y en este caso se nota mucho ya que Mario Cimarro aparenta una edad muy lejana a la que tiene.

 

http://youtu.be/Nw48_u7Pwv4?list=UUeRIYK1YQucHJO2Ku9O9yGg

Una publicación compartida de Mario Cimarro (@mariocimarro) el

NO DEJES DE LEER:¿Recuerdas a 'Bianca' de Rebelde? Mira cómo luce Alisson Lozz tras dejar las telenovelas por su religión [FOTOS]

Luego de haber protagonizado Pasión de Gavilanes, la novela que lo llevo a la fama, el actor Cimarro realizó proyectos audiovisuales como Mediterranean Blue en el año 2012 y Beutiful and Twisted en el 2015.

Hay una raza vil de hombres tenaces De sí propio inflados, y hechos todos, Todos, del pelo al pie, de garra y diente: Y hay otros, como flor, que al viento exhalan En el amor del hombre su perfume. Como en el bosque hay tòrtolas y fieras Y plantas insectívoras y pura Sensitiva y clavel en los jardines. De alma de hombres los unos se alimentan: Los otros su alma dan a que se nutran Y perfumen su diente los glotones, Tal como el hierro frío en las entrañas De la virgen que mata se calienta. A un banquete se sientan los tiranos Donde se sirven hombres; y esos viles Que a los tiranos aman, diligentes Cerebro y corazòn de hombres devoran: Pero cuando la mano ensangrentada Hunden en el manjar, del mártir muerto Surge una luz que les aterra, flores Grandes como una cruz súbito surgen Y huyen, rojo el hocico, y pavoridos A sus negras entrañas los tiranos

 

Una publicación compartida de Mario Cimarro (@mariocimarro) el

Te puede interesar