Estudio revela que el llanto de bebé activa áreas del cerebro de la madre

Reciente estudio revela que el llanto del bebé activa áreas del cerebro de la madre relacionado con la producción del habla y el procesamiento del sonido.

Estudió reveló que el llanto de un bebé activa áreas específicas del cerebro de una madre relacionado con el movimiento y el habla. Esta investigación se realizó en varios países y los resultados refuerzan la idea del instinto maternal biológico.

NO TE PIERDAS: “No estoy aquí para complacer los ojos de nadie” El mensaje de una mujer tras mostrar su cuerpo posparto en Instagram

El instituto estadounidense de salud NIH mostró que independientemente de la cultura, las madres son propensas a reaccionar ante el llanto de su bebé mostrándole afecto, distrayéndolo, alimentándolo, lavándolo y calmándolo cuando el pequeño lo requiera.  

Los investigadores llevaron a cabo una serie de estudios sobre el comportamiento maternal utilizando la resonancia magnética funcional FMRI del cerebro. Observaron el comportamiento de 648 madres primerizas y sus bebés de cinco meses en Argentina, Bélgica, Brasil, Camerún, Francia, Israel, Italia, Japón, Kenia, Corea del Sur y Estados Unidos, analizaron una hora de interacción en sus hogares.

La investigación revela que además de estimular el área del cerebro relacionada con el movimiento y el habla, las imágenes mostraron que el sonido de un bebé llorando también activa las regiones involucradas en la producción del habla y el procesamiento del sonido.

También, descubrieron que el llanto de un pequeño causa una actividad cerebral similar en aquellas que son madres por primera vez y en las que ya habían criado a un hijo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Facebook:¡El mejor método! Madre revela ingenioso truco para darle medicamentos a su bebé [FOTO]

“Los hallazgos sugieren que las repuestas de las madres  a los gritos infantiles son innatas y generalizadas en todas las culturas” expresó uno de los autores del estudio, el cual fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Te puede interesar