Sexsiesta: Conoce los beneficios de esta técnica que une la siesta con el sexo

Un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Michigan descubrió que mientras dormían más las mujeres, más alto era su deseo sexual al día siguiente.

Cuando se trata de disfrutar de la intimidad en pareja, descubrimos un sinfín de técnicas para lograr que el sexo sea mucho más placentero. Una de ellas es la última tendencia denominada sexsiesta.

NO TE PIERDAS: Cinco beneficios del “morning sex” que quizás no sabías

Esta mezcla de actividades que une las ganas de dormir con el sexo no es solo ideal para cualquier día, sino que también está comprobado por la ciencia que esto tiene múltiples beneficios para el cuerpo y la mente.

Al tener una siesta después del sexo estás haciendo una conexión con tu pareja. Los niveles de cortisol disminuyen mientras que la dopamina y oxitocina aumentan, logrando relajar tu mente y eliminar el estrés.

Además, un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Michigan descubrió que mientras dormían más las mujeres, más alto era su deseo sexual al día siguiente. Incluso, cada incremento de una hora en la siesta daba como resultado 14% más de probabilidad de tener sexo. “Un grupo de expertos está promoviendo los beneficios de un buen sueño en la vida sexual”, dice David Kalmbach, líder del estudio.

Al tomar una siesta desnudos, las feromonas se liberan a través del sudor y esto mejora la acción que les espera.  Además, Dawn Michael, experta en relaciones, recomienda ciertas posiciones para una 'sexsiesta', por ejemplo descansar la cabeza en el pecho de la pareja. Cuando sigan aún adormilados, pueden tocarse o despertarse con sexo oral.

TAMBIÉN PUEDES VER: Seis cosas que los hombres se fijan durante el sexo

“No solo somos más propensas a entablar una actividad sexual cuando nos sentimos mejor, sino que tendemos a disfrutarlo más”, explica el experto. ¿Te animas a intentarlo?

Te puede interesar