Petting: la tendencia sexual que revolucionará tu intimidad

El “petting” es el  nombre que recibe la práctica sexual en la que el contacto físico y otras actividades encamina a la excitación y un profundo orgasmo

¿Crees que llegar al orgasmo solamente es a través de la penetración? Estás muy equivocada o simplemente te falta conocer un poco más sobre la sexualidad. Por eso, te vamos a explicar qué otras formas puedes utilizar para llegar a esa sensación indescriptibles donde la piel se te eriza y quedas rendida ante el máximo placer.

TAMBIÉN LEE: Cinco tips para tener relaciones sexuales sin hacer ruido

Primero tenemos que contarte sobre el “petting”, que es el  nombre que recibe la práctica sexual en la que el contacto físico y otras actividades encamina a la excitación e incluso te llevarán al orgasmo. De acuerdo con las investigaciones del sexólogo español Alberto Martínez de Santos estas técnicas resultan más eficientes que el mismo acto sexual. Porque el tiempo que se emplea en el contacto físico, relaja el cuerpo y la mente ayudando que el orgasmo llegue con naturalidad.

Ya sabiendo qué es el petting te vamos a mostrar cinco formas de practicarlo, para que puedas gozar al máximo de tu sexualidad al lado de tu pareja. Lo más importante es que tú y tu chico sepan qué pueden expresar lo que les gusta hacer y que lo haga sin vergüenza ni miedo.

1.- Abrazo profundo

La mujer debe colocarse sobre sus rodillas  mientras su pareja la abraza por detrás. Él debe pegar el pecho a su espalda mientras con sus dedos roza el clítoris de su pareja. Por la posición en la que estarán su pene se frotará contra su coxis, lo que creará para ambos un juego muy placentero.

2.- La V invertida

El hombre debe sentarse en una cama con la espalda recostada en la pared y las piernas estiradas, mientras su pareja se arrodilla con las piernas abiertas sobre su pelvis. Con dicha abertura (en forma de V invertida) él podrá estimular manualmente la vulva de su pareja mientras ella toma con ambas manos su pene. Masturbarse mutuamente los llevará al orgasmo sin necesidad de más.

3.- Besos sorpresa

La mujer debe recostarte con los ojos vendados sobre una superficie cómoda mientras él recorre todo su cuerpo con sus labios. El misterio es primordial a la hora de buscar la excitación, después de unos minutos él deberá acostarse sobre su pareja para seguir besando su rostro y cuello mientras estimula su clítoris con la cabeza de su pene. En esta ocasión ella será la que alcance el orgasmo después del juego.

4.- Cambios de temperatura

 Coloquen una tela en el congelador un día antes del encuentro íntimo. Cuando llegue la hora, él deberá jugar con un cubito de hielo con el que frotará, cuidadosamente, el clítoris y los labios de su pareja. Ella debe pasar la toalla helada por el miembro de él de arriba hacia abajo. Una vez que ambos sientan que esa área de su cuerpo haya bajado de temperatura deben colocar un calentador de gel sobre sus zonas erógenas mientras se masturban mutuamente.

TE PUEDE INTERESAR: El "dirty talk" mejoraría la vida sexual de la pareja, según la ciencia

5.- Con ropa

No es necesario que la seducción ocurra totalmente desnudos, pues la fricción aún sobre la ropa puede llevarlos al orgasmo. De hecho, el saber que de acuerdo a las reglas de este juego no pueden recurrir a la penetración, la excitación de lo “prohibido” será mayor.

 

Te puede interesar