Practica el beso 'Singapur' y consiente a tu pareja en la intimidad

Las parejas que lo han practicado confirman haber sentido un placer extenuante por prolongados minutos.  ¿Quieres lograr también un gran orgasmo?

Cuando se trata de sexo siempre queremos más. Más tamaño, más postura, más orgasmos, más intensidad. Tenemos juguetes extraños y el kamasutra es nuestra biblia. Anhelamos el orgasmo soñado y esperamos que nuestra pareja nos siga el ritmo. 

Es por esta razón que tu @RevistaWAPA te enseñará que no siempre las prácticas sexuales deben ser complicadas para alcanzar el máximo placer.  Deja de pensar que solo a través de poses extrañas podrás lograrlo.

TE PUEDE INTERESAR: Cuidado con el ‘love bombing’! La usual práctica nociva entre las parejas

Una simple y milenaria técnica conocida como el beso de Singapur promete resultados fascinantes. Las parejas que lo han practicado confirman haber sentido un placer extenuante por prolongados minutos.  ¿Quieres lograr también un gran orgasmo? Toma nota, que aquí te lo explicamos.  

¿En qué consiste el beso Singapur?

Es una técnica  en la cual la mujer estimula el pene con la vagina realizando pequeños pero intensos movimientos similares al de la succión.

Esta práctica  llamada también pompoir, (que en francés significa "chupadora") produce sobre el pene un placer similar al del sexo oral.

Aunque requiere cierto entrenamiento del músculo pubocoxígeo, muchas mujeres pueden realizarlo de forma natural, pero a otras se le hace un tanto complicado, por lo que el secreto de esta técnica es la práctica.  

¿Cómo se hace exactamente?

1. El chico permanece tumbado boca arriba y tu sentada sobre él con las piernas abiertas.  Tú debes controlar el ritmo.  Él debe ser totalmente pasivo durante el sexo, dejando que ella sea la gran protagonista de la acción.

2. Introduce el pene en la vagina. A mayor grosor, más fácil será alcanzar placer con esta práctica

3. Las caderas deben permanecer quietas, pero puedes estimularlo  con las manos o mediante el contacto visual

4. Contracciones intensas.  Aquí es donde entra en acción el músculo pubocoxígeo cuyas contracciones son las que propiciarán el orgasmo. Las contracciones deben ser continuadas e intensas.

Una recomendación. Para  practicar el beso de Singapur debes ejercitar regularme tu músculo pubocoxígeo. ¿No sabes a qué músculo nos referimos? Simple. La próxima vez que vayas a orinar prueba a cortar el orina a la mitad durante un segundo: el músculo que permite hacer eso es el pubocoxígeo. Además existen ejercicios que te pueden ayudar. ¡Disfruta WAPA!

NO DEJES DE LEER: ¿El sobrepeso afecta en la vida sexual de las parejas?

Te puede interesar