Cinco poses sexualmente atrevidas que debes intentar una vez en tu vida

Puedo apostar que luego de leer esta nota, tendrás una gran sonrisa de oreja a oreja ¡Toma nota!

El año ya está por acabar y si quieres intentar algo nuevo con tu pareja, entonces nosotras te recomendamos cinco poses sexuales más atrevida para tener una excelente noche de pasión con tu novio.

Puedo apostar que luego de leer esta nota, tendrás una gran sonrisa de oreja a oreja ¡Toma nota!

NO DEJES DE LEER: Cuatro razones por las que la gente de virgo son los mejores amantes

Cascada

Dile a tu pareja que se coloque en el borde la cama, que coloque la cabeza y los hombros sobre el suelo mientras extiende los brazos hacia ambos lados. Posteriormente móntate en él de frente y coloca tus manos en sus piernas para controlar el ritmo de las penetraciones.

El Pretzel

Acuéstate de tu lado izquierdo, dobla tu pierna hacia atrás y levanta la izquierda. Ahora, tu pareja debe introducirse por en medio y penetrarte suavemente. Para aumentar el placer, él puede intercalar las penetraciones con un masaje en tu clítoris con sus dedos o la punta de su pene.

Escalera al cielo

Con tu pareja sentada en un escalón de las escaleras y sus piernas recargadas en las dos gradas siguientes, sujétate del pasamanos y siéntate lentamente en él. Arquea tu espalda hacia atrás para modificar el ángulo de entrada y presiona tus nalgas en su ingle (para una penetración profunda).

Perro hacia abajo

Debes acostarte boca abajo, con las rodillas ligeramente flexionadas y las caderas elevadas (puedes poner una almohada debajo de tus abdominales inferiores). Tu pareja tiene que penetrarte vaginalmente por detrás, soportando su peso con los brazos recargados en la cama.

TE PUEDE INTERESAR: ¡Toma nota! Seis razones por las que vale tener sexo todos los días

Ángel de nieve

Tú acostada boca arriba, él tiene que colocarse entre tus muslos (boca abajo y con las piernas hacia ti). Levanta las piernas y colócalas encima de la espalda de tu pareja. Jala su trasero para ayudarle a deslizarse hacia ti y que pueda penetrarte completamente (tú masajea sus nalgas).

Te puede interesar