¡Cuidado! Los padres podrían ir a la cárcel si sus hijos hacen bullying

El bullying es el hostigamiento maltrato o la conducta agresiva de un individuo hacia otro, que constantemente se repite con el fin de producir daño premeditadamente a este.

Después de tantos casos de bullying se creó una ley en Estados Unidos para acabar con esta terrible situación. Se aplicará en la ciudad de North Tonawanda, Nueva York, donde si un niño viola la norma dos veces en un período de 90 días sus padres podrían ser multados con 250 dólares (223 euros) y sentenciados a 15 días de cárcel. 

NO TE PIERDAS: ¿Por qué dormir en el sofá con tu bebé es peligroso?

Esta medida busca concientizar a los padres y que ellos se hagan responsables de sus hijos, ya que, muchos de los casos donde los adolescentes e incluso los niños rompen las leyes o actúan de forma errada es por la falta de atención de sus padres.

La ley fue puesta en práctica después de que cinco estudiantes fueron expulsados ​​de la Escuela Intermedia North Tonawanda por acoso escolar. La capitana del Departamento de Policía, Karen Smith, dijo que no había visto nada igual en sus 19 años en la oficina juvenil y que este grupo de jóvenes se estaban metiendo en problemas con regularidad.

¿Se debe castigar a los padres si sus hijos acosan?

Evidentemente, los padres tienen su parte de responsabilidad si su hijo acosa a otros niños. A través de la educación en valores desde que son pequeños se pueden prevenir situaciones de acoso escolar, tanto para evitar que tu hijo se convierta en acosador como en víctima .

En cuanto a la ley, hay mucha controversia sobre castigar a los padres si su hijo hace bullying. Las autoridades de la escuela dicen que en ocasiones los padres de niños conflictivos se rinden, y que no hacen nada por evitarlo. Al imponer un castigo, se supone que se involucrarán más, que hablarán con sus hijos.

TAMBIEN LEE: China: Un bebé pateó tan fuerte el útero de su madre que casi la mata

Hay quienes piensan que meter en la cárcel a los padres no resolverá el problema. Que si alguien debería ser detenido, es el niño que acosa. Ya que, sería una carga para aquellos padres que trabajan todo el día o para los padres que están separados. Quienes podrían terminar perdiendo su empleo o descuidando al resto de su familia por las acciones de sus hijos.

Te puede interesar