Siete formas de calmar el llanto de tu bebé

La única forma de que nuestros bebés se puedan comunicar es a través del llanto. Así ellos expresan sus emociones y necesidades.

El llanto es algo natural y justificable, es la primera forma que tiene nuestros hijos de comunicarse con nosotros. Al ser pequeñitos ellos no se pueden expresar hablando, de esta manera nos dicen sus emociones, sentimientos y necesidades.

NO TE PIERDAS: ¿Buscas nombre para tu bebé? ¡Estos te encantarán!

Cuando escuchamos el llanto de nuestro hijo es doloroso y preocupante, porque no sabemos que necesitan o que les sucede y solo queremos aliviarlos lo antes posible.

Hay diversos motivos por los que puede llorar un bebé. Puede ser hambre, pueden estar incomodos, gases, con algún dolor, cansados o que tenga el pañal mojado o sucio.

¿Qué debemos hacer?

Primero, relájate. Los bebés son muy sensibles y perciben el estado de ánimo de los padres, especialmente el de la madre. Así que el primer paso es relajarnos para mantener la calma. Como madres y padres nos duele ver a nuestros hijos sufrir, pero debemos intentar mantener la paz y así poder transmitirle nuestra calma y seguridad a nuestros hijos. Hasta que te sientas menos tenso o estresado.

Revisa y busca la posible causa de su llanto. ¿A qué hora comió y qué cantidad? ¿Tiene el pañal sucio? ¿Hay alguna prenda u objeto cerca que le moleste? ¿Tiene frío? ¿Tiene calor? ¿Tiene sueño? ¿Boto sus gases? Son algunas de las miles preguntas que nos hacernos para revisar y ver si la causa del llanto es una de ellas.

Abrázalo, el calor humano puede hacer maravillas para el bienestar emocional de las personas, lo mismo ocurre con los bebés. Quizás se sienta solo y el sentir que hay alguien con él le proporciona la paz que necesita.

Cargar y mecerlo es una de las técnicas más infalibles para calmar y dormir a un bebé. El movimiento más el caminar o bailar les ayuda a relajarse lentamente.

Cuando todo supuestamente esta bajo control pero llega la hora de su siesta y le cuesta dormirse. En esta situación lo único que necesita es sentir tu compañía y que le cantes una dulce nana para poder quedarse dormido.

La voz de los padres son los sonidos favoritos de tu bebé. A diferencia de un arrullo, con el canto podemos interpretar alguna canción alegre o relajante que le ayude a distraerse y relajarse. Además, está comprobado que cuando comenzamos a cantarle a un bebé logramos captar mejor su atención y tiene grandes beneficios para él.

TAMBIEN LEE: Cómo hablar de sexo con su hijo pequeño

Recuerda siempre que un bebé nunca debe ser ignorado ni desatendido cuando llora. Y su llanto significa que te necesita.

Te puede interesar