¿Por qué no es bueno que los hijos lleven el mismo nombre que sus padres o abuelos?

¿También tienes amistades que tienen el mismo nombre que alguno de sus padres o abuelos? Los especialistas no recomiendan seguir con esta ancestral tradición.

Una tendencia que va disminuyendo con el paso del tiempo es que los hijos lleven el mismo nombre que los padres o abuelos, muchas generaciones han pasado por esta situación por el cual el agregado “junior” ya era casi obligatorio. Pero existe un motivo por el cual no deberías llamar a tu hijo o hija igual que tú o tus padres.

NO TE PIERDAS: Ocho nombres de niña más populares para este 2017

No solo por la incomodidad de que no sepan a con quien se dirigen cuando alguien grita su nombre, varios psicólogos han apuntado que el nombre de alguna manera “obliga” al hijo a ocupar el lugar del otro e incluso continuar con el mismo destino. ¿Parece una locura, verdad?

El psicoterapeuta y escritor Alejandro Jodorowsky explicó que el nombre es la identidad de la persona y el que recibimos es como “un contrato inconsciente que limitan nuestra libertad y condicionan nuestra vida”. Pero no es el único.

El psiquiatra Armando Camino aseguró que al heredar el mismo nombre que nuestros ancestros “se puede provocar un efecto de rebote, porque le pasamos nuestra historia a nuestra descendencia”.

No hay necesidad de traspasar nombres repetidos a nuestros hijos, sea cierto o no las afirmaciones de los especialistas, debemos generar una nueva imagen nueva porque se trata de un integrante de una época diferente, hay que pensar en otro que refleje el cariño y la personalidad del menor.

TAMBIÉN LEE: ¿Sabías que el color azul no siempre fue usado en niños y el rosado en niñas? Esta es la historia

Ahora que sabes por qué no deberías llamar a tu hijo igual que tú busca más opciones originales fuera de tu árbol generacional.  

Te puede interesar