Ocho celebridades que ningún diseñador las quiere vestir y las razones no te gustarán [FOTOS]

Estas famosas han declarado que acudieron a diversas firmas prestigiosas para sus vestidos de gala, pero fueron rechazadas por los diseñadores.

Alegando diversas razones, aunque la mayoría de ellas es porque no son de la talla estándar o delgada hollywoodense, varias actrices confesaron que cada vez que tienen que asistir a una alfombra roja, ser portada de una revista o algún evento especial es una tortura. Los diseñadores o casa de moda son reacios para ofrecerles alguna prenda.

NO TE PIERDAS: Critican a revista por manipular digitalmente el trasero de Ashley Graham en portada [FOTO]

1. Ashley Graham

La modelo ‘curvy’ confesó que no pudo asistir a la gala MET 2016 porque ningún diseñador le podía hacer un traje a la medida a tiempo, pues habría recibido la invitación a último momento. En este punto recordemos que las firmas usualmente manejas tallas estándar y no pudo encontrar alguno que encaje en su silueta. “No encontré a nadie que me vistiera y no se puede ir en jeans y polo”, dijo.

2. Leslie Jones

 

Una publicación compartida de Leslie Jones (@lesdogggg) el

La actriz del remake ‘Cazafantasmas’ y cómica de Saturday Night Life explicó que tampoco le fue fácil conseguir diseñador para un vestido que luciría en la premiere. “Es muy gracioso cómo no hay diseñadores que quieran ayudarme con un vestido para el estreno de Cazafantasmas”, tuiteó. Felizmente Christian Sirano respondió al llamado, así como el de otras famosas con curvas.

3. Melissa Mc Carthy

Esta actriz denunció públicamente que hasta seis firmas prestigiosas de moda se habrían negado a vestirla para los Premios Oscar 2012, lo extraño es que no iba como invitada sino como nominada a Mejor Actriz Secundaria, pero no les importó a los diseñadores. Mc Carthy es de talla grande y acudió a una marca especial para mujeres con curvas.

4. Christina Hendricks

 

Una publicación compartida de Christian Siriano (@csiriano) el

La actriz confesó en una entrevista para la revista Glamour que también padece cuando debe vestirse para las galas. "Todo se vuelve difícil cuando llega la temporada de premios, necesito encontrar un vestido y solo hay disponible en talla cero a talla dos. Entonces es molesto ver a los diseñadores diciéndote: 'Nos encanta Mad Men, nos encantas, pero no te haremos un vestido'".

5. Dascha Polanco

 

Una publicación compartida de DASCHA POLANCO (@sheisdash) el

La actriz de la serie de Netflix Orange is the New Black también ha sido víctima de las negativas de los diseñadores, pero ha sabido llevar la situación imponiendo su estilo. "Hay muchas marcas que no quieren vestirme porque no uso la talla de muestra. No voy a esperar a que decidan vestirme... Soy yo quien elige qué ropa llevar. Estoy rompiendo el molde. No soy una talla cero y aun así tengo buen aspecto utilizando talla ocho".

TAMBIÉN LEE: Instagram: Así lucen las actrices de Orange Is The New Black en la vida real ¡Te sorprenderá! [FOTOS]

6. Kim Kardashian

Ver a la socialité en la lista si puede causar extrañeza, siendo ella una influencer en las redes sociales. El estilista de la popular Kardashian, Nicola Formichetti confesó que le costó mucho trabajo conseguir que ciertos diseñadores le prestaran ropa para hacer una portada para Elle USA.

7. Rachel Bloom

 

Una publicación compartida de Rachel Bloom (@racheldoesstuff) el

La co creadora y protagonista de la serie “Crazy ex girlfriend” confesó que fue imposible conseguir a un diseñador que la vistiese para la alfombra roja de los premios Emmy. Ella sí llegó a ir al evento y lució un vestido Gucci de 2 millones de dólares y ahora planea subastarlo en un sitio web de articulos de lujo. 
“Es difícil encontrar sitios que me dejen vestidos porque no soy una talla 0, pero me lo puedo pagar, así que está bien”, dijo. 

8. Beyoncé

 

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

Ahora sería imposible que algún diseñador le pueda negar algo, sin embargo, la situación fue distinta a sus inicios con el grupo Destiny's Child. 'Queen B' reveló que las grandes marcas se rehusaban a vestirla. 
A mi madre le negaron [vestidos] en cada showroom de Nueva York. Pero, al igual que mi abuela, utilizó su talento y su creatividad para conseguir el sueño de sus hijos, mi madre y mi tío nos hicieron nuestros primeros vestidos, cosiendo uno por uno cientos de cristales y perlas; poniéndole pasión y amor a cada detalle. Cuando vestía esa ropa me sentía como Khaleesi. Sentía que llevaba una armadura. Era mucho más profundo que cualquier etiqueta de marca”, dijo durante los premios CFDA donde ganó por “fashion icon”..

Te puede interesar